Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Salud > Vacunas y enfermedades

Tipos de contenidos: Mascotas

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^
Tu canal de Mascotas

La diabetes del perro ya tiene cura

Los científicos han conseguido curar la diabetes en perros con ayuda de unas inyecciones que activan los genes dañados por la enfermedad

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 24 de septiembre de 2013
Imagen: Rolands Lakis

La diabetes del perro ya puede curarse. Un equipo de investigadores de la Universidad de Autónoma de Barcelona ha conseguido sanar a canes diabéticos con ayuda de unas inyecciones que activan los genes de la insulina dañados por la enfermedad. En este artículo se explica este esperanzador hallazgo y cómo podría ayudar a tratar la dolencia no solo en canes sino también en humanos.

La diabetes del perro ya puede curarse

La diabetes del perro ya tiene cura. Un equipo de científicos de la Universidad de Autónoma de Barcelona ha logrado sanar a canes que padecían esta peligrosa enfermedad con ayuda de unas inyecciones de genes -portados en virus no peligrosos- aplicadas en las patas traseras del animal.

Los científicos han encontrado una cura para la diabetes del perro, con inyecciones que activan la fabricación de insulina

"La terapia génica usada en los perros diabéticos consiste en la transferencia de dos genes al animal con inyecciones muy sencillas, similares a las usadas en los tratamientos de estética", afirma la investigadora Fátima Bosch, directora del Centro de Biotecnología Animal y Terapia Génica, quien ha dirigido el estudio.

El tratamiento ha conseguido activar el gen de la insulina así como la enzima glucoquinasa que regula la captación de glucosa de la sangre y que tampoco funciona del modo adecuado en los animales diabéticos. "Cuando los dos genes logran funcionar de modo simultáneo actúan como un eficaz sensor de glucosa", dice la científica. Captan la molécula en la sangre y reducen de este modo la hiperglucemia diabética, es decir, el exceso de glucosa asociado a la enfermedad. Los resultados de la investigación han sido recogidos en la publicación científica 'Diabetes', un referente sobre la enfermedad.

Perros diabéticos, tratamiento contra la enfermedad

Los investigadores han conseguido sanar la diabetes tipo 1 en los perros con una única sesión de tratamiento. Aunque la ciencia ya había logrado curar la diabetes en ratones, el hito es que es la primera vez que se consigue en animales de gran tamaño.

El tratamiento con perros abre una puerta a la cura de la diabetes en personas, aunque el proceso será lento y costoso

"Una única sesión de terapia génica ha logrado que los perros diabéticos recuperan su estado de salud y dejen de padecer los síntomas de la enfermedad, un paso esperanzador también para la aplicación de la terapia en humanos", asegura Bosch. El seguimiento se ha realizado durante más de cuatro años en los perros, sin que hayan reaparecido los síntomas de la enfermedad.

Perros diabéticos, una enfermedad frecuente

Imagen: Jeffreyw

La insulina es una hormona que fabrica el páncreas del animal y que viaja por la sangre para transformar los alimentos que ingiere en nutrientes que puedan aprovechar sus músculos y órganos. Pero, ¿qué sucede en los perros diabéticos? El cuerpo de un can enfermo no fabrica toda la insulina que requiere. O la que crea no es eficiente porque no funciona del modo correcto.

El resultado de la diabetes es una peligrosa intolerancia a los hidratos de carbono de los alimentos, fundamentales para el bienestar del perro, así como alteraciones en el metabolismo de grasas y proteínas. "La insulina es esencial para el perro porque le permite aprovechar la glucosa de los alimentos como fuente de energía", señala la Fundación Americana de Salud Canina.

Un perro que no metaboliza la glucosa de la comida la acumula de forma peligrosa en su organismo. "Por eso, los canes diabéticos necesitan un tratamiento de por vida", añade esta asociación.

Esta enfermedad no es extraña en los perros. "Uno de cada 500 canes padece diabetes, y el riesgo de que aparezca la dolencia crece una vez que el can cumple los cuatro años de edad", afirma el organismo Pet Diabetes, especializada en su prevención y tratamiento en perros y gatos.

Los animales con sobrepeso, igual que las personas que superan los kilos saludables, son otros firmes candidatos a padecer esta dolencia. La obesidad canina funciona como un interruptor para la diabetes, así como para otras enfermedades graves, como los problemas de corazón.

El tratamiento con genes abre, por ello, una puerta para curar la diabetes en perros. "Los perros inyectados con estos genes han mantenido los niveles de glucosa en su sangre constantes a largo plazo, durante más de cuatro años, y tampoco han desarrollado otras complicaciones relacionadas con la diabetes", dice Bosh. Aunque la cura parece ser cercana, el tratamiento que sana la diabetes en perros por el momento "será muy costoso", advierten los científicos.


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto