Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Tipos de contenidos: Motor

^

Compartir coche en seis pasos

Las gestiones para viajar junto a otras personas compartiendo vehículo son pocas y sencillas y permiten ahorrar muchos euros

  • Autor: Por B. ÁLVAREZ
  • Fecha de publicación: 7 de septiembre de 2016
Imagen: AdinaVoicu

¿Cómo funciona compartir coche? Basta con seguir unos pasos sencillos: buscar el viaje, contactar con el conductor, reservar el trayecto y acudir al punto de encuentro el día y hora señalados. Viajando en compañía se ahorra como mínimo un 50% en gastos de gasolina y peajes, se conoce gente nueva y se ayuda al medio ambiente. BlaBlaCar, Amovens, Cocheamigos.com... las plataformas que existen para compartir automóvil y ahorrar unos cuantos euros al viajar tienen un modo de funcionamiento muy similar ¡y sencillo! En las siguientes líneas se explica cómo compartir vehículo en solo seis pasos.

1. Buscar el viaje para compartir coche

Si se quiere compartir coche para viajar, lo primero que se debe hacer en las plataformas que median en este servicio es registrarse y publicar el viaje que se quiere hacer. Hay que indicar la ciudad de salida y de llegada, además de la fecha, y buscar entre los que se publican a diario. En Amovens, se puede crear una alerta para que avisen de viajes en los que uno esté interesado.

  • Aquí se puede encontrar más información sobre compartir coche.

En la ruta se pueden reflejar diversas circunstancias, como que no se tiene problema en hacer paradas durante el trayecto o si incomoda o no compartir viaje con personas que fumen o que lleven mascotas.

2. Contactar con el conductor para compartir coche

El segundo paso que se debe dar es contactar con el conductor a través de la web y reservar una plaza en su automóvil para el trayecto deseado. El conductor, tras recibir la solicitud de una plaza en su vehículo por correo electrónico, puede confirmar o rechazar la reserva.

También el pasajero puede elegir. Antes de escoger un viaje concreto y reservar la plaza, resulta muy útil consultar el perfil certificado de los conductores: la foto, la biografía y las opiniones que dan otros pasajeros que hayan viajado ya con él. Esta herramienta brinda mucha seguridad y detalles acerca de lo que se puede esperar del viaje.

3. Reservar una plaza en coche compartido

Cuando uno se decide por un viaje compartido en concreto, en casi todas las plataformas se solicita que se reserve la plaza en el coche con pago a la tarjeta. Tras hacerlo, se recibe un código de reserva y se debe contactar con el conductor para avisarle de que se irá con él. Si se quiere saber más cosas o comentar directamente más detalles acerca del trayecto, se puede llamar y concretar cuanto se quiera.

El viaje queda así cerrado, aunque cabe la posibilidad de cancelar la reserva si surge algún imprevisto. La práctica totalidad de las plataformas para compartir vehículo considera esta opción y permite que si el pasajero cancela la reserva hasta 24 horas antes del inicio del trayecto, se le devuelva el importe íntegro.

4. Acudir a la cita ¡y disfrutar de compartir coche!

Tras realizar los anteriores pasos, solo resta estar con puntualidad en el lugar de encuentro en la fecha y hora en que se haya quedado con el conductor. Una vez allí, habrá que darle el código de reserva durante el trayecto para que pueda recibir la aportación correspondiente por el viaje realizado.

Si es la primera vez que se utiliza el servicio y se tiene alguna reserva acerca del sistema, se puede comunicar a famiIiares o amigos el teléfono y nombre del conductor para estar más tranquilos (aunque conviene siempre antes de escoger conductor leer las opiniones de otros pasajeros). Durante el trayecto, lo normal es entablar conversación con el resto de pasajeros (si los hay) y el conductor, además de aprovechar para hacer amigos. Pero si uno está muy cansado o es más retraído, se puede escribir en las preferencias que no le gusta hablar.

Imagen: Olga Berrios

5. Dar una opinión sobre la experiencia de compartir coche

Después de compartir coche, lo idóneo es dejar una opinión al conductor con el que ha viajado y valorarle. También se puede hacer sobre el resto de pasajeros. Estas opiniones son muy útiles para todos los usuarios que compartan vehículo en el futuro.

6. ¡Reclamar si hay problemas al compartir coche!

Cuando se comparte automóvil, pueden surgir discrepancias o producirse alguna incidencia. Si esto sucede, lo habitual es registrar su reclamación en la plataforma que se haya empleado e indicar por qué no se ha realizado el trayecto o qué ha sucedido durante el mismo. Si el conductor y el viajero no se ponen de acuerdo, los equipos de atención al cliente serán los encargados de dilucidar lo sucedido y dar una solución teniendo en cuenta toda la información aportada por ambas partes.

  • En 'Cómo reclamar a BlaBlaCar' se explica de qué manera y en qué situaciones se puede presentar una queja tras compartir coche.

Las ventajas de compartir coche

  • Se ahorra mucho dinero. Gasolina, peajes o billetes de tren y autobús son caros y minan la economía personal. Si se necesita o se quiere viajar, al compartir automóvil se reducen los gastos de manera considerable.
  • El tráfico se descongestiona. Hay menos vehículos en la carretera, por lo que los atascos de salida y vuelta de los puentes y fines de semana se reducen al compartir coche. Además, al haber menos automóviles, disminuye la contaminación atmosférica.
  • Se conoce gente y se amplía el círculo de relaciones. Al compartir coche se conoce gente nueva. Puede que se congenie o no, pero si resulta que la relación es buena, es probable que se hayan encontrado nuevos amigos para toda la vida.

RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto