Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

Tipos de contenidos: Salud

^

Parto por cesárea

La indicación de que se practique una cesárea debe recaer en el obstetra

Posibles complicaciones

La mortalidad materna en la cesárea se puede deber a complicaciones de la propia intervención o de la anestesia. Entre las complicaciones más graves se encuentran:

  • Las hemorragias, "que en ocasiones hacen que sea necesario extirpar el útero, como única forma de detener el sangrado imparable", explica Olza.
  • Las trombosis o embolias.
  • Las infecciones.
  • Complicaciones de tipo quirúrgico.

    En opinión de Olza, éstas son complicaciones frecuentes, de ahí su gravedad. "Además de este riesgo, hay que tener en cuenta que perder el útero o tener que permanecer ingresada en la UCI son situaciones dolorosas que pueden dificultar el inicio del vínculo con el bebé o la lactancia", advierte.

    En el caso de los bebés, los riesgos más complicados pueden son los siguientes:

    • Síndrome de distress respiratorio: "Es el problema más importante del recién nacido antes de tiempo, 'parto pretermino'. Se trata de un bebé con un pulmón inmaduro que le puede ocasionar graves secuelas. Por esta razón es muy importante que el parto no se produzca antes de la 34 semana, para poder conseguir así un pulmón fetal más maduro", comenta el doctor De Miguel.
    • Taquipnea transitoria. Se conoce también con el término de 'pulmón húmedo'. Suele producirse cuando el bebé nace antes de la semana 37 y consiste en la dificultad del bebé para expulsar el líquido alojado en los pulmones, lo que le provoca dificultad para respirar. Es una patología leve y transitoria.
    • Prematuridad iatrogénica: Se utiliza este término cuando un niño es prematuro por culpa de los médicos. "Uno de los casos más comunes es que se le haga una cesárea a la madre en la semana 37, cuando en realidad se encuentra de 34 semanas (puede haber errores en las fechas de parto). A consecuencia de ello, el bebé nace prematuro, respira mal y tiene que ser trasladado a la UCI", relata Ibone Olza.
    • Laceraciones: Pequeños cortes o heridas superficiales. "En un 2% como mínimo de las cesáreas se corta al bebé", advierte Olza.

    Con todo, hay situaciones -se dan en menos del 5% de los partos- en las que es absolutamente necesario hacer una cesárea:

    • Cuando el cordón umbilical aparece en la vagina antes que el bebé.
    • Siempre que haya un desprendimiento de la placenta antes o durante el parto.
    • Si hay un mal posicionamiento fetal: el bebé está transversal, de nalgas o con presentación de cara.
    • Si la madre presenta una cardiopatía descompensada u otras enfermedades graves.

    Ibone Olza afirma que la inducción del parto sólo debería realizarse ante estas complicaciones. De hecho, "cuando son necesarias, las cesáreas salvan vidas de madres y niños, y las ventajas superan los riesgos de la intervención. Pero cuando la cesárea es innecesaria, los riesgos para la madre y el niño son evitables", subraya.

    Todos los especialistas consultados en la elaboración de este reportaje coinciden en afirmar que el parto natural sigue siendo la opción más recomendable. Así lo expresa el doctor José Ramón de Miguel, quien alerta de que una cesárea no es algo baladí. "No se puede hacer en cualquier momento ni por expreso deseo de la mujer. Hoy en día hay mujeres que la solicitan, pero aún son pocas. Con aquellas que la solicitan se habla y se les pide que expongan sus motivos. La cesárea tiene que tener una indicación médica, tiene que ser evaluada. No puede ser un capricho", asegura. No se debe obviar en ningún momento que "el nacimiento es algo natural, a veces nos volvemos intervencionistas, provocando distocias -partos dolorosos- innecesarias", añade Fernández, desde la Asociación de Matronas.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en