Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Solidaridad


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Tipos de contenidos: Solidaridad

^

Viajes solidarios después del verano

Tras el verano, los viajes solidarios mantienen la finalidad del turismo responsable y no solo se organizan en grupo, sino también de manera individual

Imagen: Sabatica

Los viajes solidarios son posibles en cualquier época del año. A punto de terminar el verano, o al menos los meses de mayor movilidad, quienes se plantean una escapada pueden pensar en hacerla con fines solidarios. Es un modo diferente de viajar en el que, además de conocer otros lugares y culturas, se participa en proyectos de voluntariado o turismo comunitario, entre otros. A continuación, se detallan varias propuestas de viajes, las diferentes motivaciones para viajar, los objetivos de cada escapada y algunos consejos para organizar el viaje.

Propuestas de viajes solidarios

Los viajes solidarios aprovechan el potencial del turismo para contribuir al desarrollo de los pueblos del Sur

Los viajes solidarios mantienen abierta la agenda durante todo el año. Si bien en verano se amplían las posibilidades y los proyectos en los que participar, con frecuencia, estos se mantienen durante los doce meses y es posible tomar parte en ellos en cualquier momento. En cuanto a los destinos, los viajes solidarios recorren el mundo entero. Por ello, para quienes piensen en realizar una de estas escapadas, ONG, empresas de viajes y otras con fines solidarios ponen a su disposición diversas propuestas.

Las ofertas de voluntariado de Sabática, una empresa con experiencia en la organización de actividades altruistas, tienen como objetivo facilitar la oportunidad de "crecer y enriquecerse como persona conociendo otras gentes y culturas en un entorno distinto al habitual". Esta entidad gestiona programas de voluntariado internacional, formativos y prácticas profesionales en el extranjero. Para ello, propone programas de conservación del medio ambiente en Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Australia, Nueva Zelanda o Sudáfrica, entre otros; de desarrollo social en Zanzibar y Jambiani (Tamzania) o Sudáfrica; de desarrollo comunitario en Costa Rica, Guatemala, India o Perú; enmarcados en el sector de la salud y la educación en Zambia y Perú; o en el sector veterinario.

  • Costa Rica. Sabática propone proyectos de ecología en Costa Rica, en diversos parques nacionales y reservas naturales. El viaje incluye formación sobre este tipo de voluntariado y cuestiones relativas a la estancia (trabajo, seguridad, cultura, etc.). Una de las opciones plantea realizar actividades que ayuden a preservar la población de tortugas marinas, en peligro de extinción tras caer un 65% en los últimos 20 años. Los voluntarios pueden recoger huevos durante el periodo de desove, monitorizar el comportamiento de las tortugas, construir viveros, colaborar en la limpieza de playas o recopilar datos. Estas labores se realizan en diversos parques nacionales de Costa Rica, como Tortuguero, Cahuita, Gandoca, Matapalo, Buenavista o Playa Hermosa.

  • Senegal, Nepal y Perú. La Asociación Tierra, Agua y Sol organiza un viaje a Senegal (del 29 de septiembre al 14 de octubre), con visitas a lugares emblemáticos de Dakar, Lago rosa, Kaolack, las ciudades de Mbour y Tambacunda o el Parque Nacional de Niokolo Koba, declarado patrimonio mundial de la biosfera, entre otras muchas. Supone una oportunidad de conocer a la etnia mandinga o al poblado Bedick. En agosto se ha visitado Nepal, con un alto índice de pobreza y una economía rural muy primaria, y Perú, con excursiones a diferentes lugares de la cultura inca y preinca.

  • Armenia. Tarannà organiza el programa rutas solidarias, en colaboración con la ONG Setem, además de otros viajes, planteados siempre desde una visión de turismo responsable. Entre sus previsiones, incluye un viaje de 11 días a Armenia (las próximas salidas serán el 8 y 22 de septiembre y el 6 de octubre). Los participantes se alojan con familias locales y colaboran en tareas habituales entre estas, como la preparación de pan armenio o las labores del campo. Estas actividades se alternan con excursiones y caminatas por entornos naturales.

Diferentes motivaciones para realizar un viaje solidario

Imagen: hdptcar

En el caso de Sabática, antes de partir, la entidad realiza un estudio personalizado para ofrecer una propuesta adaptada a las necesidades, tiempo, recursos económicos y deseos de cada persona. "Nuestro objetivo es hacer fácil la decisión de tomar un respiro", afirma Meritxell Morera, fundadora de Sabática. De hecho, cuando se detecta que una persona no está preparada para esta experiencia, se proponen alternativas.

Los requisitos para tomar parte en los viajes que organiza son: tener más de 18 años y ganas de compartir y conocer nuevas culturas. Si se cumplen ambos, se puede elegir entre una oferta que se extiende por todo el mundo. "Es una forma inteligente de convertir un tiempo sabático en una experiencia vital única", insiste Morera.

Por edad, la media de los participantes se sitúa entre 30 y 35 años, aunque hay programas especiales para personas mayores de 50 años o a partir de 60, jubiladas y con más tiempo libre, o con una situación económica más óptima para hacer frente al coste del viaje. "En cuanto al sexo, hay que destacar el aumento de la demanda de mujeres de 23 a 50 años, que cada vez más quieren viajar solas", apunta la fundadora de la entidad.

El "gap year" o año sabático que propone la citada empresa es un alto en el camino para todas ellas, un periodo que permite dejar atrás las responsabilidades del día a día para dedicar tiempo a otras cuestiones que, además, pueden tener un fin social. El final del verano suele coincidir con una lista de propósitos para el nuevo curso que, en algunos casos, incluye un tiempo sabático. ¿Y qué hacer en él? Las estancias o viajes solidarios son una opción. "Hacer una pausa antes de incorporarte a un nuevo empleo o a un nuevo curso, alejarse por un tiempo de la rutina, vivir de cerca un proyecto de voluntariado", explican desde Sabática.

La finalidad de las "escapadas" que propone es transformar el turismo en una herramienta de lucha contra la pobreza. Aprovechar su potencial como motor económico para contribuir al desarrollo de los pueblos del Sur. Por ello, se adoptan diferentes modalidades. Ni siquiera es necesario viajar en grupo, sino que las propuestas se enfocan también a quienes viajan solos. En cualquier caso, siempre se pide respetar la cultura del lugar al que se viaja, proteger el medio ambiente y ser una herramienta de desarrollo para las comunidades de acogida.

Objetivos del viaje solidario

Las estancias solidarias dan la oportunidad de acercarse a otras realidades. En ocasiones, la organización de los viajes incluye la visita a lugares interesantes o charlas sobre actualidad, además del conocimiento de experiencias locales llevadas a cabo por asociaciones del lugar. El objetivo es conseguir que se viaje de una manera responsable y respetuosa con la realidad de un país.

Los viajes solidarios suponen un intercambio cultural entre los viajeros y las comunidades de acogida

Algunos viajes, además, persiguen un intercambio cultural entre los viajeros y las comunidades de acogida, un trato en términos de igualdad, buscar los valores que fomenten la reflexión y sensibilización. "El turismo solidario puede llegar a convertirse en una forma de ayudar tanto al desarrollo humano como a la conservación medioambiental", señala la responsable de la Asociación Tierra, Agua y Sol, Ana Ferrán. El contacto directo con los habitantes de un país invita a conocer en profundidad la forma de vida en la zona, a establecer vínculos de afecto, igualdad y solidaridad con las capas más pobres de la sociedad y, en especial, con las mujeres y los niños. "Estos son nuestros objetivos", precisa Ferrán.

Por otro lado, el coste del viaje se reinvierte lo máximo posible en el tejido asociativo del lugar y la comunidad en general para que los viajeros conozcan de primera mano el fruto de su aportación. Estos viajes sirven para apoyar a las organizaciones locales y permiten entradas complementarias a las actividades económicas que se realizan.

Consejos para organizar el viaje

Los viajes se pueden organizar de diferentes maneras. Lo más habitual es contactar con una entidad u ONG que realice proyectos en el destino elegido, aunque también se puede crear un viaje casi a medida. Por lo general, tienen una fecha cerrada, puesto que es necesario reservar los billetes de avión del grupo. Sin embargo, cuando el viaje se organiza de manera individual, la flexibilidad es mayor.

En el caso de Sabática, hay propuestas para los intereses de cada persona, aunque es recomendable organizar todos los detalles, al menos, con ocho o diez semanas de antelación. En marcha desde 2007, Sabática surgió después de que su fundadora decidiera hacer un paréntesis de seis meses, que se convirtieron en dos años de viajes. "Recorrí Sudáfrica y Australia, donde pude visitar muchos de los proyectos con los que ahora trabajamos, mezclarme con la gente, participar en programas con niños y, sobre todo, despejar la mente", rememora Meritxell Morera.

En todo caso, para organizar uno de estos viajes solidarios, conviene tener en cuenta las siguientes premisas:

  • Antes de iniciar el viaje, hay que informarse sobre el país de destino, por si hubiera que vacunarse o fuera conveniente contratar un seguro médico.
  • En los destinos de habla no hispana es conveniente tener cierto nivel de inglés.
  • En ocasiones, el coste del viaje no incluye los billetes avión.
  • En el lugar de destino suele haber un coordinador o personal de apoyo por si ocurriera alguna emergencia. Es importante llevar siempre el teléfono de contacto.

Etiquetas:

grupo, proyectos, resto, verano, viajes


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto