Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Hardware

Tipos de contenidos: Tecnología

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Cuatro consejos para comprar un ratón

El ratón es el nexo fundamental de unión entre el usuario y la computadora

  • Autor: Por MELISA TUYA
  • Última actualización: 17 de agosto de 2011
Imagen: Antonio Delgado

En demasiadas ocasiones se le da muy poca importancia al ratón, pese a que este periférico es el instrumento con el que nos comunicamos con nuestra computadora personal. Es el equivalente al volante y la dirección de un coche. Resulta por tanto imprescindible que sea preciso y fiable.

No hay nada más molesto que un ratón que se niega a obedecer. Si se van a llevar a cabo trabajos que requieran cierta precisión con el puntero, como por ejemplo retoques fotográficos, la necesidad de ejercer un control absoluto se multiplica. Al igual que se investiga a conciencia el tipo de tarjeta gráfica o el microprocesador que más nos conviene a la hora de adquirir un ordenador, no está de más meditar sobre nuestras necesidades y sobre la oferta de ratones existente en el mercado. Sin embargo, no es algo que se suela hacer; en la mayoría de casos lo único que no se mira en la oferta de venta de una computadora es el ratón.

De la bola al rayo láser

Los ratones de bola eran aquellos que albergaban en su interior una pequeña esfera, que permitía dirigir hacia un lado u otro el puntero. Los buenos ratones de bola, de marcas fiables, eran muy precisos y tenían la ventaja de no sufrir las interferencias de onda que hoy tienen los inalámbricos. Su gran inconveniente es que esa bola acababa haciendo rodar hacia el interior polvo, pelusa y todo tipo de porquería.

Cuando esto sucedía, la precisión bajaba notablemente y era neceasrio desmontar el ratón y limpiarlo a conciencia. A la larga, esto restaba vida al periférico. Pero los ratones ópticos no tienen este inconveniente y por ello han acabado por hacerse con toda la demanda, y además tienen la ventaja de que se utilizan sin problemas y sin necesidad de alfombrilla sobre casi cualquier tipo de superficie. Los modelos actuales trabajan con un rayo láser.

¿Cómo quiero mi ratón?

Cuando se compra un ratón, hay cuatro preguntas fundamentales que hay que hacerse. Siempre que la respuesta sea positiva, el precio del ratón se verá incrementado:

  • ¿Inalámbrico? Un ratón sin cables es más cómodo de manejar, permite más libertad de movimientos e incluso operar aunque estemos bastante alejados de la máquina, algo muy útil por ejemplo a la hora de hacer presentaciones. En una mesa llena de papeles, tener un cable encima que no para de moverse puede ser muy molesto. ¿Pero es necesario que no tenga cables? Tal vez nuestro escritorio esté preparado para alojar un ratón con cable sin problema alguno.

Siempre es aconsejable que el ratón venga equipado con una cuna en la que colocarlo para que se cargue de energía

  • Si optamos por un ratón inalámbrico, este puede ser de 'infrarrojos o radiofrecuencia'. La tecnología más moderna, la que permite mayor libertad de acción y da menos problemas es Bluetooth. En cualquiera de los casos, siempre es aconsejable que el ratón venga equipado con una cuna en la que colocarlo para que se cargue de energía mientras no lo usamos y así no encontrarnos con fallos repentinos de la pila.

  • ¿Multifuncional? Un ratón debe, como mínimo, tener dos botones. Con uno se hace el clic convencional y con el otro se pueden abrir los menús contextuales. También están los que incluyen un botón de "scroll": la ruedecita que permite bajar y subir largas páginas web y extensos documentos facilitando la lectura. Muchas veces esa rueda se puede pulsar, convirtiéndose en un tercer botón programable. Esto es aconsejable para quienes naveguen mucho por Internet y acostumbren a leer en el ordenador.

    Pero un ratón puede tener muchas más funciones. En estos momentos se comercializan ratones que son auténticas montañas de teclas, muchas de ellas programables, con las que es posible cambiar de documento, copiar y pegar, abrir el correo o Internet, pasar de página, etc. Decenas de funciones que ayudan a no tocar el teclado a menos que haya que escribir un texto, algo que puede gustar o no al usuario: hay quien prefiere los 'atajos de teclado' al ratón siempre que sea posible.

  • ¿Ergonómico? Que un ratón tenga una forma estudiada para evitar lesiones, principalmente los temidos "codo de ratón" y "síndrome del túnel carpiano", no es ninguna tontería. De hecho, es importante si se pasa muchas horas ante el ordenador. En cualquier caso, existen en el mercado alfombrillas pensadas para que la muñeca repose y evitar posibles daños.

  • ¿Multitáctil? Hace un par de años Apple lanzó al mercado su ratón táctil Magic Mouse, con dispar respuesta entre los consumidores. Aunque mejora mucho el desplazamiento vertical y horizontal por páginas web y el manejo de imágenes, tiene pocas opciones de personalización y no funciona sobre superficies acristaladas, cuando otros sí lo hacen. Además su forma es poco ergonómica y puede dar lugar a dolores. Ahora bien, con la nueva actualización del sistema operativo de Mac, Mac Os X Lion, suma nuevas funciones que le pueden hacer interesante para los usuarios de ordenadores de Apple.

Una última reflexión: un buen ratón, al igual que un buen monitor, puede sobrevivir a varias computadoras personales. Dada su larga vida y su importante función, es una buena idea en ambos casos adquirir buenos productos de marcas fiables y con todos los adelantos necesarios, aunque suponga hacer un desembolso algo más elevado. En el caso del ratón, el desembolso nunca alcanzará cifras prohibitivas.

Un humilde gran invento

Imagen: Logitech

En 2008 se cumplieron 40 años de la invención del ratón. Su creador fue Douglas Engelbart, uno de los padres de la informática, y se llevó a cabo en los laboratorios de la Universidad de Stanford, en California. Se trataba de un importante proyecto que perseguía la comunicación entre el hombre y la máquina.

Unos años después, primero Apple y luego Microsoft, lo incorporaron como elemento imprescindible para sus entornos gráficos Mac OS y Windows, que revolucionarían la informática y llenarían los hogares de computadoras personales.

Etiquetas:

magic, mouse, periféricos, ratón


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto