Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Hardware

Tipos de contenidos: Tecnología

Ahora no podemos parar
Λ

Información de tráfico por GPS

Un receptor de GPS es una gran ayuda para orientarse en una ciudad ajena, o incluso en la propia, pero además puede librar a los conductores de los atascos

  • Autor: Por JORDI SABATÉ
  • Última actualización: 17 de enero de 2006

En el último año los dispositivos GPS portátiles se han vendido más que nunca en España. El aparato puede sacar a más de un conductor de un apuro (el de preguntar, por ejemplo) y es una gran herramienta para profesionales del taxi y repartidores de mercancías. Pero un GPS es un mapa interactivo, que en principio no protege al conductor de los inconvenientes, como obras o atascos. A no ser, claro está, que además tenga un servicio de información.

¿Cómo funciona?

Para localizar su posición, un receptor de GPS recibe la señal de una red de 24 satélites que están en una órbita baja, a 20.000 kilómetros de altura; los satélites de televisión están aún más altos, a 36.000 km.

Calculando lo que tarda en llegarle la señal de sólo tres satélites, el receptor es capaz de situarse en la superficie de la tierra. Esa es toda la comunicación que recibe. Entonces, ¿cómo es capaz el GPS de detectar la información de los restaurantes, cines o gasolineras más próximas? En realidad, la situación de estos sitios se guarda en la memoria del receptor, junto con los mapas de carreteras y planos de las calles. Así puede avisar al usuario si se encuentra cerca de uno de ellos.

Los mapas y listas de POI (puntos de interés) se actualizan de vez en cuando a través de un CDROM o el sitio web del fabricante. Pero este sistema no sirve para avisar de un atasco. Hace falta una conexión.

GPS con conexión a Internet

Muchos de los modelos de GPS actuales pueden comunicarse con Internet para recibir información actualizada sobre el tráfico o incidencias en la ruta. La comunicación se realiza en general a través del teléfono móvil. El receptor GPS se conecta con un servidor para recibir datos en tiempo real. Así puede avisar de una calle cortada o un atasco en hora punta, y buscar una ruta alternativa.

La comunicación entre el GPS y el teléfono móvil suele ser sin cables, mediante tecnología Bluetooth. A su vez, la conexión del teléfono con Internet se realiza a través de las tecnologías GPRS o UMTS, por lo que hay que tener en cuenta las zonas de cobertura de estos servicios de datos. Aunque el volumen de datos es pequeño, el precio de la transmisión también es un factor que hay que vigilar.

Si se utiliza un teléfono móvil como navegador GPS (con un receptor externo), será el propio teléfono el que realice la conexión.

Muchos fabricantes de programas de cartografía para GPS disponen de servicios de información de tráfico. Con algunos de ellos, como TomTom, es necesario suscribirse y pagar una cuota anual de 29,95 € (sólo para España). En el caso de Route 66 el servicio está incluido en el precio de compra del programa de navegación.

Información para GPS desde la radio

Existen algunos receptores GPS que reciben información del tráfico y otras incidencias a través de la radio FM. Este sistema se emplea para navegación marítima, pero también está disponible para automóviles. Se llama RTCM (Radio Technical Commission for Maritime Services) o DGPS (Differential GPS) y en España lo ofrece el IGN en colaboración con Radio Nacional de España, a través de sus emisoras.

El sistema transmite los datos a través de RDS, la misma tecnología que permite a los aparatos más modernos mostrar el nombre de la emisora. El sistema también se emplea para ofrecer correcciones de la posición y obtener así una mayor precisión.

La información suministrada es gratuita, pero hay ciertos inconvenientes. Para empezar, no todos los receptores de GPS están preparados para recibir señales RTCM de la radio, ni todos los aparatos de autoradio disponen de esta salida. Un receptor específico puede salir caro (alrededor de 800 euros). Por otra parte, la cobertura no es completa. Sólo está disponible allí donde se pueda recibir la radio con RDS.

Muchos de estos servicios son muy recientes. Es de esperar que en los próximos años se amplíen aún más las capacidades de los dispositivos GPS para la comodidad y seguridad de los conductores.

Etiquetas:

gps, rutas, tráfico




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto