Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Internet y telecomunicaciones

Tipos de contenidos: Tecnología

Tecnología
^

Programas para grabar conversaciones en Skype

Este tipo de software añade características como un contestador automático o efectos sonoros

Imagen: Steven Parker

Skype es una de las aplicaciones más utilizadas para realizar llamadas por Internet. Sus propietarios han lanzado recientemente su versión 4, con una renovada apariencia pero que todavía no permite grabar las conversaciones de voz, una característica que se puede añadir a través de terceros programas. La grabación de conversaciones puede resultar muy útil, por ejemplo, para realizar entrevistas laborales y periodísticas o reuniones de negocios a distancia.

Grabar una charla telefónica puede ser muy útil para aquellas personas que necesitan realizar transcripciones. Por ejemplo, periodistas o investigadores. También brinda nuevas oportunidades a quienes se dedican al mundo del podcasting, la traslación del formato radiofónico a la Red. De esta manera, se puede almacenar una entrevista y emitirla posteriormente dentro de un podcast. Las posibilidades aumentan porque Skype permite conversaciones entre varias personas a la vez y con ello abre paso a incorporar tertulias al estilo radiofónico o reuniones de trabajo de las que se quiera hacer luego una memoria.

Aunque Skype no lo incluya por defecto, otros programas de este tipo menos utilizados como Gizmo5 añaden esta característica. En Skype la opción más cómoda consiste en recurrir a un software externo, se trata de programas de terceras empresas que han proliferado para cubrir esta ausencia. Estos son algunos de los más destacados.

Call Graph

Call Graph es una aplicación gratuita que se financia con publicidad. No presenta ningún límite en la práctica y la única diferencia con la versión de pago (25 dólares, unos 19 euros por licencia vitalicia) radica en que en ésta se eliminan todos los anuncios. Como se trata de un programa externo, el usuario debe autorizar dentro de Skype la comunicación entre ambos. En cuanto se instala, aparece un recuadro para realizar esta operación. Durante la grabación, el usuario puede tomar notas en otra ventana.

Los contenidos se archivan con el nombre de la persona a la que se ha llamado y la fecha y la hora de la comunicación. Por otro lado, en paralelo y como otra forma de financiación ofrece servicios de pago de transcripción de las conversaciones y espacio web para almacenar las grabaciones y trabajar en grupo.

Pamela Call Recorder

Dentro de los complementos que se pueden descargar e instalar directamente desde los Extras de Skype, destaca Pamela Call Recorder. Por defecto, arranca junto al programa y cada vez que se inicia una comunicación pregunta al usuario si desea registrarla. Permite almacenar el sonido en los formatos comprimidos MP3 y Ogg Vorbis, y en WAV. La versión gratuita tiene un límite de grabación de 15 minutos y para superarlo se debe adquirir la de pago, denominada Professional, que tiene un coste de 14,95 euros por cada licencia vitalicia.

Como características extras añade un contestador automático de texto, por si alguien escribe al usuario cuando no se encuentra delante del ordenador, y toda una serie de efectos sonoros para introducir en las charlas, desde aplausos hasta redobles de tambores. Este programa sólo funciona en la versión de Skype para Windows.

Pretty May Call Recorder resulta muy similar al Pamela y también se puede instalar desde su sistema de complementos. Sin embargo, su versión de pago es más cara (24,95 dólares, unos 18 euros).

PowerGramo

PowerGramo ofrece opciones interesantes, como un contestador automático, eliminar los ruidos de fondo que pueda provocar el ordenador, introducir música en la conversación, como si el usuario fuera un pinchadiscos radiofónico, o guardar conjuntamente los mensajes de texto que se escriban durante la charla hablada.

Este software, cuyo coste se sitúa en su versión más básica en 14,95 dólares, no limita el tiempo de grabación, que se produce en los formatos Ogg Vorbis o en WAV, y puede exportar estos archivos a MP3 o WMA. Por otra parte, cuenta con una versión profesional, que cuesta 34,95 dólares y que, por ejemplo, graba las voces de las personas en dos pistas diferentes, de forma que una edición posterior tenga más posibilidades.

Hot recorder

Hot Recorder apuesta por almacenar las conversaciones tanto de Skype como de Google Talk, Yahoo! Messenger y otros programas de voz sobre IP. Incluye contestador automático y diversos efectos sonoros para introducir durante la charla. Graba en su propio formato, denominado ELP, aunque después permite exportar los archivos a MP3, Ogg Vorbis y WAV. Este programa cuenta con una versión gratuita que en la práctica sólo sirve para probarlo porque limita la grabación a dos minutos. Adquirir el producto completo asciende a 14,95 dólares (unos 11,50 euros).

También para las videoconferencias

Aunque la mayor parte de las aplicaciones se centran en registrar el audio de las conversaciones, también se han creado algunas para almacenar el vídeo, de momento todas ellas de pago. Entre ellas destaca la edición profesional de Pamela Call Recorder. Otros ejemplos se encuentran en SuperTintin, que graba tanto en Skype como en Windows Live Messenger por 24,95 dólares (unos 19 euros), o SkypeCap, un programa que funciona en Windows y en Mac OS X, y que permite grabar tanto las videoconferencias como las llamadas convencionales. Tiene un coste de 49,95 dólares (unos 39 euros).




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto