Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías

Aplicaciones portables: ¿qué son y para qué sirven?

Las appe portables no requieren de instalación, se llevan en un pendrive y son muy útiles cuando se utiliza otro ordenador o se arregla el de otra persona

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 junio de 2016

Las aplicaciones portables no requieren de instalación y se pueden llevar en un pendrive. Esto resulta muy útil, pues cada vez se utilizan más apps y más diversas. Un estudio de la consultora Nielsen recogía el año pasado que los ciudadanos estadounidenses usaban una media de 26 aplicaciones diferentes al mes en sus smartphones. En el caso de los ordenadores es más complicado saberlo, pero tienen una ventaja con respecto a los móviles: permiten emplear apps portables, es decir, que no necesitan instalarse en el sistema. Así, además de ahorrar el tiempo y el espacio necesarios para la instalación, se evitan los riesgos de los elementos de adware integrados que podrían tener y de los que el usuario no siempre es consciente. Los programas portables, además, son muy prácticos en determinadas situaciones. En este artículo se explica qué son las aplicaciones portables, cómo funciona este software y cuáles son sus ventajas. También se ofrecen algunos ejemplos de apps portables que se pueden aprovechar en cualquier ocasión.

¿Qué son las aplicaciones portables?

Las aplicaciones portables son las que no requieren ser instaladas en el ordenador para funcionar. Solo hay que ejecutar el fichero en sí, y ya se puede utilizar el programa, sin tener que pasar por un proceso previo de instalación.

En general, el fichero ejecutable tiene la extensión exe, aunque también puede venir comprimido en un archivo en formato zip que hay que descomprimir antes de poder usar el programa. En este caso, bastará con guardarlo en una carpeta cualquiera del disco duro.

Imagen: Splitshire

¿Para qué sirven las aplicaciones portables?

Las ventajas más evidentes que ofrecen las apps portables son la inmediatez y la seguridad. Inmediatez, porque se pueden empezar a emplear nada más descargarlas desde la web del desarrollador, sin tener que pasar antes por un proceso de instalación. Y seguridad, porque al no tener que instalar nada, se evitan potenciales peligros en forma de complementos, barras de herramientas o cualquier otro elemento de adware que pueda venir incluido en la instalación. Eso no quiere decir que no haya que analizar esos ficheros ejecutables con un buen antivirus antes de lanzarlos en el ordenador.

Otra ventaja de los programas portables es que no dejan huellas de uso en el ordenador, ni modifican el registro de Windows. Son perfectos, si se trata de una herramienta que solo se utilizará una vez y así se ahorra el proceso de instalación y desinstalación.

Otra ocasión donde las aplicaciones portables son apropiadas es cuando se necesitan en otro ordenador que no es el propio, como el de un amigo o un ordenador de acceso público. Los programas portables se pueden llevar guardados en una memoria USB, y al no requerir instalación, no están ligados a un equipo informático concreto y se pueden utilizar con facilidad en cualquier otro ordenador, y sin dejar huellas de uso.

Algunos momentos donde puede resultar útil emplear las aplicaciones portables son:

  • Cuando un amigo pide ayuda para arreglar su equipo. Se puede acudir con una colección de apps portables de limpieza y rescate guardada en una memoria USB.
  • Cuando se está en un ordenador público (un hotel, una biblioteca, un cibercafé...) y se necesita utilizar un programa concreto, pero no se quiere dejar huellas de uso.
  • Cuando se carece de permisos de instalación en el equipo de la oficina.
  • Cuando no se quiere que un determinado programa deje huellas de uso en el ordenador.
Imagen: MCPearson

Cinco aplicaciones portables de utilidad

Una vez están claras la definición y las ventajas de las aplicaciones portables, queda por responder otro gran interrogante: ¿dónde conseguirlas?

En algunos casos, los propios desarrolladores ofrecen una versión portable de sus programas, descargable desde la web oficial. Es el caso del reproductor de vídeo VLC Player, el gestor de contraseñas KeePass o el limpiador de sistema CCleaner.

En otras ocasiones, se puede hacer una búsqueda en Google con el nombre del programa en cuestión seguido del término "portable". Si dicho programa cuenta con esa versión, ahí será posible encontrarla.

Además, hay directorios de aplicaciones portables como el popular PortableApps.com. En esta web se pueden hallar las versiones portables de más de 300 apps, todas ellas gratis, seguras, legales y totalmente portables. Solo hay que emplear el buscador integrado o navegar por sus categorías (desarrollo, fotografía, Internet, música y vídeo, juegos, seguridad, utilidades...) para localizar la que interesa.

Otra opción es usar una colección de programas portables que ya vienen listos para utilizar en una memoria USB. Por un lado, está el que ofrece la propia web de PortableApps, pero también está disponible otra colección interesante en la web de Lupo PenSuite.

  • Siga en Twitter a la autora del artículo, Elena Santos @chicageek.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones