Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Tecnología


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Software

Tipos de contenidos: Tecnología

Tecnología
^

Programas de edición de fotografías

Numerosas aplicaciones, de pago o gratuitas, permiten retocar las imágenes tanto en programas convencionales como desde la Web

Editar fotografías en Internet

Las fotografías se pueden editar sin necesidad de instalar un programa en un ordenador gracias a las aplicaciones web. Con ellas basta con acceder a un sitio web determinado con el navegador y abrirse una cuenta de usuario. Picnik fue uno de los pioneros en este campo y fruto de ello firmó un acuerdo para que los usuarios de pago de Flickr pudieran editar al vuelo sus imágenes con su software.

Picnik ofrece un complemento que se instala en Firefox e Internet Explorer y sirve para editar cualquier imagen que se vea en la Web

Por otro lado, este mismo programa ofrece un complemento que se instala en Firefox e Internet Explorer y permite editar cualquier imagen que se vea en la Web en un instante. Esta característica se muestra útil en el caso de que se escriba un blog y se trate de fotografías con licencia Creative Commons. Se pueden modificar tanto las fotografías que se encuentren en Internet como las que suba el usuario desde el ordenador; luego se pueden remitir por correo electrónico a través de un formulario. La versión más básica de Picnik es gratuita, pero la completa cuesta 24,95 dólares al año.

Ahora bien, el usuario de Internet dispone de otras muchas alternativas. Por lo general, se trata de sitios que brindan opciones básicas que no igualan las posibilidades de los programas de escritorio. Se centran principalmente en los recortes y en eliminar el efecto de los ojos rojos.

Una excepción es FotoFlexer, una aplicación bastante completa y gratuita, traducida al español, que incluye hasta la edición mediante capas, a cambio de contemplar anuncios publicitarios mientras se editan las imágenes. Otro programa que se escapa de la sencillez es Snipshot, que sirve para modificar los archivos RAW de las cámaras digitales o detectar automáticamente los rostros en las imágenes, eso sí, a cambio de un pago de nueve dólares al mes.

Otras aplicaciones web

Resulta interesante Aviary. En lugar de combinar todas las modificaciones posibles en el mismo sitio, ha creado diferentes editores que se cargan más rápido. Así, uno se dedica a las imágenes mientras que también hay para los gráficos vectoriales, los efectos especiales o los colores. Se organiza como una red social y su versión de pago, que tiene un coste de diez dólares al mes, permite hacer privadas las imágenes que se suben al servidor, que por defecto se muestran en Internet, y quitar la marca de agua que se sobreimprime en ellas.

Adobe también ha entrado en este segmento de mercado y ha lanzado Photoshop Express, que almacena hasta dos gigabytes de datos en sus servidores

Al igual que Picnik, Phixr está traducido al español. Exige registrarse en el sitio para iniciar la edición, aunque también se puede entrar con una OpenID. Por su parte, Pixenate se encuentra parcialmente traducido al español y resalta por su sencillez. No requiere de ningún registro y sólo se necesita subir la foto deseada para realizar algunos retoques básicos. Después se puede descargar la imagen al ordenador o subirla automáticamente a Flickr.

Adobe también ha entrado en este segmento de mercado y ha lanzado Photoshop Express. Además de realizar ediciones básicas, almacena hasta dos gigabytes de datos en sus servidores, con fotos de un máximo de 25 megabytes cada una, y facilita la organización en álbumes. Se ha estructurado como una red social con amigos con los que compartir las instantáneas.

Programas de retoque específicos

Otras aplicaciones se especializan en ciertos retoques. Suelen ser de pago aunque, como es costumbre en el ámbito informático, conceden una prueba gratuita de un mes para que el usuario certifique su funcionamiento. Algunas soluciones se venden como complementos de otras, como sucede en el caso de Photoshop y su sistema de extensiones, que perfeccionan los retoques en ciertos aspectos.

Por ejemplo, para eliminar el ruido de las fotos, un defecto que aparece cuando las condiciones de toma de la instantánea no son las idóneas. Suele suceder sobre todo en escenas nocturnas o cuando la sensibilidad fotográfica de la cámara se ajusta a un valor muy alto. Los defectos pueden residir en los colores, en que se vean artificiales, o en forma de granulaciones.

Dentro de este apartado destaca Noise Ninja, un programa para Windows, Mac OS X y Linux especializado en eliminar el ruido de las imágenes. Además de como aplicación independiente, también se puede descargar en forma de extensión para Photoshop CS, aunque sólo en Windows y Mac OS X. Su precio asciende a 35 dólares en su versión más básica.

Otra opción se encuentra en Noiseware, que al igual que Noise Ninja comercializa al mismo tiempo una versión independiente y un complemento para Photoshop. Es llamativa su relación calidad-precio entre los programas para reducir el ruido porque la versión más avanzada se adquiere por 70 dólares en forma de complemento para Photoshop. Funciona tanto con Windows como con Mac OS X.

Otra aplicación interesante y especializada es CinePaint. Se creó como una versión particular de Gimp centrada en retocar fotogramas de películas. Funciona en Linux y en Mac Os X. Según sus promotores, diversos estudios cinematográficos la utilizan y han añadido efectos especiales a películas como Harry Potter, El último Samurai o Spiderman.

Retocar desde aplicaciones ricas de Internet

Las aplicaciones ricas de Internet viven su particular auge sobre todo de la mano de la plataforma Adobe Air. Entre los numerosos programas que ya se han diseñado, varios se encargan de las imágenes, aunque eso sí, con retoques bastante básicos. Por ejemplo, Shrink O'Matic redimensiona con rapidez las imágenes, algo que puede ser útil para su publicación en sitios web y blogs. Se ajustan a un ancho o altura determinada o, por el contrario, se redimensionan según una ratio predefinida. Por otra parte, se puede especificar la carpeta donde se guardará el archivo y el formato entre JPG, GIF o PNG. Después, el usuario simplemente deberá arrastrar las fotografías a la ventana del programa para que se modifique su tamaño.

Splashup Lihght, una versión reducida del software del mismo nombre, es otra de las opciones disponibles para Adobe Air. Con ella, se puede redimensionar, cortar, insertar texto, modificar los colores o eliminar los ojos rojos. Una alternativa más profesional y que hace hincapié en la movilidad se denomina StudioCloud, que además facilita la edición de imágenes a través de un navegador cuando el usuario no utilice su ordenador. Basta con ir a la página web para cargar el programa en el navegador que en ese momento se esté utilizando. Es de pago y la edición básica tiene un coste de 23,95 euros al mes.

Paginación dentro de este contenido




Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto