Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal: Vivienda


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Tipos de contenidos: Vivienda

^

Quiero comprar una casa, ¿dónde busco?

Los nuevos hábitos en la demanda y la difusión de las tecnologías han favorecido que los compradores puedan adquirir la vivienda deseada

Imagen: haveseen

¿Dónde encontrar una casa? Cada vez hay más canales para comprar viviendas. Antes había que acudir a caseros o promotores de inmuebles, pues eran las únicas vías para hacerse con un piso. En cambio, en estos momentos, esta operación puede realizarse desde el propio banco, con intermediarios online, con ayuda de aplicaciones de compraventa y hasta aprovechando el crowdfunding o financiación colectiva. A continuación, se explica cada una de estas opciones para adquirir la casa que se busca.

El banco como casero

Uno de los efectos que ha generado la reciente crisis inmobiliaria es que las entidades financieras se han tenido que quedar con muchos inmuebles, en la mayoría de las ocasiones como consecuencia de que sus antiguos dueños no podían hacer frente al pago de su hipoteca. De esta forma, algunos bancos disponen de muchas viviendas que ellos mismos comercializan.

Estas casas tienen mejores requisitos de contratación, que han quedado materializadas en las hipotecas que han lanzado al mercado: presentan unos intereses y unas condiciones más ventajosas, así como un tipo de interés mucho más competitivo.

Intermediarios inmobiliarios online

Atrás han quedado los tiempos en que era necesario que unos profesionales de los servicios inmobiliarios enseñasen ese piso tan bonito que se deseaba comprar. Ahora se puede hacer con ayuda de las plataformas online de búsqueda de viviendas.

Estas plataformas y portales permiten que, con comodidad desde casa, se pueda comprobar la oferta inmobiliaria al más mínimo detalle, con la aportación de material fotográfico, vídeos y hasta con referencias en las redes sociales más frecuentadas. Es un sistema de comercialización muy potente que está calando entre los usuarios, hasta el punto que puede incluso regatearse el precio.

Imagen: CristianQuezada

Aplicaciones para encontrar piso

Las nuevas tecnologías también han revolucionado el sector. Cada vez aparecen nuevas aplicaciones para Android y iPhone que facilitan la tarea de dar con el piso deseado. Las apps permiten activar alertas y crear lista de viviendas favoritas en el móvil. Algunos de los portales que ya cuentan con aplicaciones propias para encontrar casa son Pisos.com, Idealista, Fotocasa y Habitaclia, entre otras. Solo hace falta filtrar los datos para obtener la mejor de las búsquedas.

El tradicional boca a boca

A pesar de haber pasado los años, este sistema de comercialización sigue siendo uno de los más seguros para comprar un piso. Cuenta con la garantía del mediador y que lo más seguro es que la vivienda esté comercializada por alguna persona del entorno personal o familiar. Otra ventaja de esta opción es que se tienen más referencias y es más fácil encontrar la casa en la zona preferida de los compradores.

Crowdfunding: pequeñas inversiones en vivienda

Ya puede comprarse una casa por poco más de 50 euros. Al menos, este es el lema de las llamadas plataformas de financiación colaborativa inmobiliaria. Pero mucho cuidado con las intenciones, ya que no es una operación para irse a vivir a un inmueble, sino que, por el contrario, se configura como una forma de inversión alternativa en el sector del ladrillo, a través de la pequeña participación en la compra de una vivienda. Como consecuencia de esta estrategia, el inversor llegará a constituirse en propietario proporcional de una sociedad, que será la dueña de esta propiedad.

El objetivo de este nuevo modelo de inversión es obtener un beneficio con la participación. Al ser una propuesta novedosa, no está todavía cuantificada la rentabilidad que puede generarse desde esta operación comercial. En cualquier caso, hay una pequeña variación con respecto a su tributación: será considerada como rendimientos de capital inmobiliario y, como tal, tendrá que declararse a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), cualquiera que fuese su retorno sobre los ahorros invertidos.


RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto