Asocian el consumo de granada con la mejora de los síntomas menopáusicos

También conlleva una disminución del índice de Kuppermann
Por mediatrader 12 de agosto de 2010

Científicos coreanos han demostrado que los suplementos alimenticios de granada reducen de manera sustancial los sofocos y la sudoración en las mujeres que inician la menopausia. Además, también constataron una importante disminución del índice de Kuppermann, escala que mide a nivel mundial la incidencia y severidad de los síntomas del climaterio.

Para poner en práctica su teoría, tomaron a 58 mujeres en fase de menopausia y las dividieron en dos grupos. Al primero de ellos se le administró por vía oral una dosis diaria de 1,5 g de extracto de piel de granada durante ocho semanas. Al otro, un placebo.

La menopausia, nombre que se otorga al cese de la menstruación, tiene una edad de aparición variable aunque se sitúa en torno a los 40 años de media. En este proceso, los ovarios finalizan su producción de estrógenos, lo que origina la mayor parte de la sintomatología. Sudores y sofocos con una importante sensación de malestar, aumento de la temperatura cutánea y aceleración de ritmo cardiaco son sus efectos más importantes. Aunque algunos expertos explican que también pueden presentarse pérdidas de memoria y concentración, una disminución de la autoestima y nerviosismo generalizado.