Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Bavarois de fresas al cava

Tiempo < 5 min
Dificultad Fácil
Valor energético 314 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Primavera

Elaboración

Lavamos y quitamos los rabos de las fresas. Reservamos una docena de las mejores para decorar y reducimos las otras a puré. Ponemos el puré en una cacerola, añadimos el zumo de limón y el azúcar. Cocemos 5 minutos removiendo.

Remojamos la gelatina en agua fría, exprimimos entre las manos para secarlas y las añadimos al puré de fresas caliente.

Removemos fuera del fuego hasta que la gelatina se haya disuelto.

Batimos el yogur, la nata y el cava.

Cuando el puré esté casi frío mezclamos las dos preparaciones.

Vertemos en un molde en forma de corona y ponemos a refrigerar unas 6 horas.

Adornamos el centro con las fresas reservadas.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
314 11,6g 6,9g 39,6g 0,1g
16% 17% 34% 44% 1%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Por su sabor y su agradable aroma, las fresas son la fruta estrella de la primavera. Normalmente se toman de postre, solas o acompañadas de zumo de naranja, azúcar, yogur o nata. Esta tentadora receta nos enseña otra manera de incluirlas en la dieta, y beneficiarnos así de sus cualidades nutricionales.
Esta fruta aporta más vitamina C que muchos cítricos. Con una ración de 200 g cubrimos el doble de las necesidades diarias de esta vitamina, con la ventaja de que tienen un escaso valor calórico.
Las fresas están indicadas especialmente en situaciones en que los requerimientos de vitamina C están aumentados, como el embarazo y la lactancia, el tabaquismo, la práctica deportiva intensa, y las enfermedades inflamatorias.
Dada su riqueza en antioxidantes (flavonoides y antocianinas -sustancias que le proporcionan su color característico, de acción antiinflamatoria y cardioprotectora), ácido fólico y potasio, se recomiendan en dietas de prevención de riesgo cardiovascular, de enfermedades degenerativas y cáncer.
Pueden provocar reacciones alérgicas en algunas personas, que deben retirarlas de su alimentación.
El resto de los ingredientes de la receta, sobre todo la nata y el azúcar, contribuyen a aumentar el valor calórico de este delicioso plato, por lo que está contraindicado si se siguen dietas de control de peso.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Hipertensión arterial
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)
  • Meteorismo
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Obesidad o sobrepeso