Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

El origen del pomelo

Al pomelo, el mayor en tamaño de las frutas cítricas, también se le conoce con el nombre de toronjo, toronja o pamplemusa.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 19 agosto de 2003

En ocasiones se confunde el pomelo con el pummelo (Citrus grandis Osbeck),
un árbol que proporciona unos frutos muy similares a los pomelos pero
de mayor tamaño, incluso de varios kilos. Éstos son frutos excesivamente
ácidos y a nivel internacional tienen escaso valor comercial, aunque
son muy apreciados en el lejano Oriente. Existe otro árbol, el cidro
(Citrus medica L.) a cuyos frutos también se les conocen como toronjos
o toronjas en muchos países, lo que puede llevar a confusión.

Fruta de origen incierto

No se conoce con exactitud el origen del pomelo, aunque numerosas investigaciones
señalan que se trata de un cruce natural entre el naranjo dulce y el
pummelo (una especie diferente) producido en Barbados, en las Indias Occidentales.
Desde allí, su cultivo se extendió por todo el Caribe, y posteriormente
a los Estados Unidos, donde comienza su producción a gran escala.

Hoy en día, el cultivo de pomelo se lleva a cabo en numerosos países
tropicales y subtropicales y su producción mundial supera las 3,8 millones
de toneladas, siendo Estados Unidos, el país líder con una producción
de más de 2,3 millones de toneladas, y donde el 45 % se destina al consumo
en fresco. Le siguen en importancia países como Argentina, Cuba, Chipre,
Israel, México, Mozambique, Sudáfrica, China, Turquía y
España (principalmente en las comunidades murciana y valenciana).

Variedades de pomelo

Las distintas variedades de pomelo se clasifican según la tonalidad de
su pulpa. Las variedades blancas o comunes, son las que tienen la pulpa de color
amarillo, y a pesar de ser las más cultivadas cada vez más se
ven desplazadas por las variedades pigmentadas. Éstas últimas
dan pomelos con la pulpa de tono rosa y rojizo y deben su color al pigmento
licopeno. Su popularidad y consumo se ha incrementado en las dos últimas
décadas en muchos países. El llamativo color sólo se produce
si las temperaturas de cultivo son elevadas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones