Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Ragout de vaca con verduritas

Tiempo > 2 h
Dificultad Fácil
Valor energético 694 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Cortamos la carne en tacos, la salpimentamos y la enharinamos.

Calentamos en una cazuela diez cucharadas de aceite, doramos la carne y sacamos a un plato.

Retiramos el aceite de la cazuela, de modo que sólo quede cubierto el fondo por una capa fina.

Echamos la cebolla picadita y pochamos ligeramente hasta que coja color amarillento.

Regamos con el vino, introducimos la carne, cubrimos de agua, y llevamos a ebullición.

Cocemos a fuego suave, con la cacerola tapada, durante una hora.

Pasado este tiempo agregamos las zanahorias peladas y cortadas en trozos grandes y cocemos una media hora más. Un cuarto de hora antes de terminar la cocción añadimos los guisantes, la salsa de tomate y las cebollitas (previamente cocinadas en agua con una cucharada de mantequilla).

Servimos muy caliente.

Es conveniente que la salsa quede espesa; para esto la última cocción tiene que ser muy lenta.

En la olla a presión se acorta mucho el tiempo de esta receta.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
694 58g 17,6g 3,8g 0,7g
35% 83% 88% 4% 11%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

La carne de vaca para guisar contiene bastante colágeno, lo que se conoce en general como "el nervio de la carne", que con la cocción se ablanda y al enfriarse forma la gelatina. De este modo, el guiso una vez frío adquiere una consistencia gelatinosa. El colágeno es la proteína de menor calidad presente en las carnes y el empleo culinario más adecuado de las carnes ricas en dicha proteína son el guiso o el estofado, que ablandan su textura.
La combinación de ingredientes de origen animal con verduras es un acierto, ya que de este modo se reduce la ración de carne al ir ésta acompañada de una buena guarnición vegetal. En general, tendemos a abusar de las proteínas animales, por lo que los guisos y estofados de este tipo, con carnes no muy grasas y vegetales, son una opción muy saludable.

Esta receta nos aporta proteínas, grasas (saturadas de la carne e insaturadas del aceite), vitaminas del grupo B, minerales como el hierro, el potasio, el cinc y fibra, que proviene de los ingredientes de origen vegetal y mejora el tránsito intestinal, además de aumentar la sensación de saciedad.
Por tanto, es adecuada para todos los grupos de edad, salvo para quienes tienen determinadas alteraciones digestivas, en las que la carne guisada no sienta bien. Tal es el caso de la hernia de hiato, la dispepsia, y la gastritis y la úlcera asintomáticas.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Alergia al huevo
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipertensión arterial
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia a la caseína
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)