Más de 6.000 recetas con información nutricional para saber elegir la mejor

Filtrar recetas Cerrar

Sándwich de jamón y queso con huevo a la plancha

Img 97047 g
Tiempo 5-10 min
Dificultad Fácil
Valor energético 510 kcal
Nº de raciones 4
Temporada Invierno, Otoño, Primavera, Verano

Elaboración

Colocamos sobre un plato dos rebanadas de pan a las que habremos untado de margarina por la cara superior. Sobre una de ellas se coloca una loncha de jamón cocido y después una de queso. Con un cuchillo se igualan con los bordes de la rebanada.

A continuación se cubre con la otra rebanada, de manera que la parte untada quede en contacto con el queso.

También untamos de margarina la parte exterior y colocamos todo el sándwich sobre la plancha, sujetando con la paleta. Después repetimos el proceso por el otro lado y apretamos suavemente contra la plancha. Otra opción igualmente sabrosa es tostar las rebanadas por ambos lados, antes de poner el jamón y el queso.

Una vez tostado, retiramos de la plancha y reservamos en lugar caliente.

En una sartén con muy poco aceite caliente, ponemos un huevo hasta que cuaje la clara pero intentando que la yema quede líquida. Colocamos el huevo sobre el sándwich caliente.

A la vez tostamos otra rebanada, a la que previamente habremos realizado un agujero, con ayuda de un corta pastas o de un vaso pequeño, de manera que la yema quede a la vista.

Servimos caliente.

Semáforo nutricional

El semáforo nutricional es un sistema de colores que permite entender los valores nutricionales de una forma clara, rápida y completa.

Una ración contiene

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
510 30,3g 11,3g 2,3g 1g
26% 43% 56% 3% 17%

* de la ingesta de referencia (IR) para un adulto

  • Baja: el 10% o menos de la ingesta de referencia
  • Media: entre el 10% y el 35% de la ingesta de referencia
  • Alta: más del 35% de la ingesta de referencia

Las recetas presentan normalmente ingredientes cuyo porcentaje sobre la Ingesta de Refencia (IR) es alto (predominan amarillos y naranjas). Estos platos están concebidos como plato principal de una comida o cena, con lo que su tamaño de ración es superior y su aporte nutricional es más elevado.

Por este motivo, las recetas tienen puntos de corte diferentes a los de los productos. Así, por ejemplo, mientras que un alimento cualquiera tendrá los nutrientes de color amarillo hasta un valor máximo del 20% de la IR, las recetas concebidas como una comida principal tendrán los nutrientes en amarillo hasta un valor máximo del 35% de la IR.

Calorías Grasa Grasa saturada Azúcares Sal
Qué es bajo por ración 200 Kcal o menos 7 g o menos 2 g o menos 9 g o menos 0,6 g o menos
Qué es medio por ración Entre 200 Kcal y 700 Kcal Entre 7 g y 25 g Entre 2 g y 7 g Entre 9 g y 32 g Entre 0,6 g y 2,1 g
Qué es alto por ración 700 Kcal o más 25 g o más 7 g o más 32 g o más 2,1 g o más
Nutrientes Cantidad Diaria Orientativa
Calorías 2.000 Kcal
Grasa 70 g
Grasa saturada 20 g
Azúcares 90 g
Sal 6 g

La Ingesta de Referencia (IR) es una guía sobre la cantidad total de calorías y de varios nutrientes que debemos ingerir al día para mantener una dieta sana. La información sobre los porcentajes de IR indica lo que supone la cantidad de nutriente de una ración respecto a la IR para ese nutriente en el día.

Los porcentajes de Ingesta de Referencia (IR) están calculados para una mujer adulta con una ingesta diaria de 2000 Kcal. Las necesidades nutricionales individuales pueden ser más altas o más bajas, en función de sexo, edad, nivel de actividad física y otros factores.

Una receta sencilla, rápida y nutritiva para una cena equilibrada o para llevar en una fiambrera acompañado de una ensalada cuando puntualmente no se puede comer de cuchara. Este plato tiene la ventaja de que se prepara en poco tiempo y reúne los nutrientes energéticos que permiten reponer fuerzas entre horas. El pan es rico en carbohidratos, y el jamón, el queso y el huevo brindan las proteínas. El conjunto resulta más saludable si se elige pan integral y se acompaña de una ensalada y de una fruta, que aportarán las vitaminas, la fibra y los minerales que le faltan al plato. Para aligerar las calorías del plato, se puede prescindir de untar el pan con margarina, y tal como sugiere la receta, elaborar el huevo a la plancha, en lugar de frito. Los quesos para fundir suelen ser bastante grasos, aunque también los hay más ligeros, con la mitad de grasas.

Enfermedades para las que está recomendada esta receta:
  • Ácido úrico y gota
  • Alergia al pescado
  • Anemia ferropenica (falta de hierro)
  • Anemia perniciosa (carencia de vitamina B12)
  • Anemia por carencia de ácido fólico
  • Cálculos renales
  • Diabetes mellitus
  • Estreñimiento
  • Gastritis
  • Hipertensión arterial
  • Meteorismo
  • Obesidad o sobrepeso
  • Osteoporosis
Enfermedades para las que no está recomendada esta receta:
  • Alergia a la caseína
  • Alergia al huevo
  • Cálculos en la vesícula biliar
  • Hipercolesterolemia
  • Hipertrigliceridemia
  • Intolerancia a la lactosa
  • Intolerancia al gluten (celiaquía)