Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Cómo ver estrellas fugaces (y otros cuerpos celestes) con los niños

Un plan para las noches de verano con tus hijos: aprovechar las buenas temperaturas de julio y agosto para ver las perseidas, la lluvia de estrellas fugaces más espectacular

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 agosto de 2021

En verano, además disfrutar en compañía de tus hijos con alguno de estos planes en familia, puedes hacer algo muy sencillo, a la vez que apasionante, con ellos: tumbarte en el suelo en pleno campo o en la playa y contemplar el cielo. Desde allí, durante el día y siempre que haya nubes, puedes enseñar a los más pequeños qué son los cirrus, altrostratus, cumulonimbus… y jugar a encontrar caras y siluetas en ellas. Para ello, puedes ayudarte del MeteoGlosario Visual de AEMET (Agencia Estatal de Meteorología). Y por la noche, sin nubes y sin luna, será el momento de contemplar la inmensidad del cielo. En las siguientes líneas te contamos qué lluvias de estrellas puedes ver en las noches de verano y cuándo. También te explicamos qué necesitas para observarlas y te damos algunos consejos para hacerlo y no desaprovechar ese momento con los más pequeños.

Las lluvias de estrellas del verano

Con el buen tiempo propio del verano apetece estar al aire libre por la noche con los niños. Un plan perfecto nocturno para disfrutar en su compañía de las buenas temperaturas de julio y agosto consiste en ver las lluvias de estrellas fugaces (de meteoros, en realidad) con las que nos deleita el cielo a estas alturas del año.

Las más conocidas y espectaculares las protagonizan las perseidas, pero hay más, como las alfa capricórnidas. Estos meteoros son lentos y poco frecuentes (cinco por hora como mucho), pero muy brillantes. Activos entre el 3 de julio y al 15 de agosto, se ven mejor sobre las 01:00 horas entre el 3 de julio y el 15 agosto y sobre todo en torno al 30 de julio. Según la Organización Internacional de Meteoros (IMO), se observan a ambos lados del ecuador.

Pero en España, las dos lluvias de meteoros más importantes del verano perceptibles sin telescopio son las delta acuáridas y las populares perseidas.

⭐ Cuándo y cómo ver las delta acuáridas

Los meteoros de las delta acuáridas parecen corresponder al cometa 96P Machholz, un cometa que orbita alrededor del sol cada cinco años. Su lluvia, perceptible a las 3:00 horas, nos visita del 12 julio al 23 de agosto, pero alcanza su máximo en torno al 30 de julio. Las 3:00 horas es el momento más adecuado para poder percibir a sus 18-25 meteoros por hora. Según el Observatorio Astronómico Nacional, dependiente del Instituto Geográfico Nacional (IGN), aunque las delta acuáridas vienen de la constelación de Acuario, se pueden ver en cualquier parte del cielo. Para ello, conviene dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en la dirección opuesta a la posición de la Luna si la observación se realiza antes de su ocaso.

⭐ Cuándo y cómo ver las perseidas

estrellas cielo ninos
Imagen: Free-Photos

Las perseidas, conocidas también como “lágrimas de San Lorenzo” por la proximidad del máximo de esta lluvia de meteoros a la festividad del mártir del mismo nombre (10 de agosto), se contemplan a la perfección en las noches del 11 al 13 de agosto, pero ya comienzan a verse desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto. Producidas por el cometa 109P/Swift-Tuttle, las velocidades de estas estrellas fugaces pueden superar los 50 kilómetros por segundo y su tasa de actividad puede llegar a los 200 meteoros por hora. ¿Dónde y cuándo verlas mejor? En un sitio bien oscuro y con el radiante (la constelación de Perseo) alto sobre el horizonte puede superar el centenar de estrellas.

Consejos para disfrutar en familia de las lluvias de estrellas

No es necesario un equipo especial ni saber de astronomía para pasar una noche agradable observando las estrellas. Eso sí, en compañía resultará más ameno y entretenido. Y más con tus hijos, que estarán deseando trasnochar y saber más del cielo. Pero si, además, en vuestra salida vais u os encontráis con algún experto, mucho mejor: disfrutaréis y aprenderéis más.

💥 Escoge la zona

Debe ser poca contaminación lumínica. La luz de las farolas, fábricas, coches, casas… no permiten una buena visibilidad. Así que ¡fuera de la ciudad! Pero también es importante que no haya obstáculos. ¿Cuáles? Edificios, torres eléctricas, árboles, molinos de viento… A las 13 mejores zonas naturales para ver estrellas en España se les une ahora Lerín (Navarra), que acaba de convertirse en el primer pueblo de nuestro país en obtener la certificación Starlight, que acredita la calidad astronómica de su cielo nocturno. Y si estás fuera, mira esta lista con las mejores zonas naturales del mundo para ver estrellas.

💥 Mira el tiempo y la luna

Lo idóneo es elegir un día con el cielo limpio, es decir, sin nubes y sin luna. Por supuesto, con alguna nube no pasa nada, pero es importante evitar las noches cercanas a la luna llena, pues su luz deslumbra por la noche.

💥 Qué necesitas llevar para ver una lluvia de estrellas

  • Ropa de abrigo. Es verano, pero no te confíes, pues estarás quieto mucho tiempo. Aunque haga calor, lleva pantalón largo (evitarás también picaduras) y algo de abrigo. En el Centro Astronómico Tiedra (Valladolid) aconsejan llevar en las observaciones: camiseta térmica, pantalón de pana, pantalón interior térmico (para los más frioleros), forro polar, cazadora, guantes, gorro, bufanda y, para los pies, calcetines calentitos y botas de montaña. Y para los peques, además, orejeras. Mejor que sobre.
  • Toalla, esterilla o tumbona. Para observar el cielo, lo mejor es tumbarse. Así que, además de manta para los momentos de espera en la observación, hay que llevar cualquier elemento que nos proteja del suelo, como una silla reclinable de camping.
  • Agua, comida y repelente de insectos. Un termo caliente con café o caldo también resultará útil, si sueles pasar frío y sueño.
  • Linterna con filtro rojo. Así no tendrás que esperar varios minutos después de apagarla hasta que tus ojos se acostumbren bien a la oscuridad nocturna para ver el cielo.
  • Cuaderno y bolígrafo para apuntar la observación.
  • Para ver estrellas fugaces no hace falta ningún equipo especial. Pero si tienes un telescopio astronómico o, al menos, unos prismáticos (10×50) para identificar bien cada elemento celeste, genial.
  • Mapa de estrellas (planisferio celeste) con el que saber qué cielo puedes ver.
  • O aplicaciones para móvil como Sky Map (Android) y Starmap (Apple). Eso sí, no te olvides de activar el “modo nocturno” para que los ojos estén bien adaptados a la oscuridad.
  • Las mejores aplicaciones para cazar estrellas y puestas de sol
  • Cinco apps gratuitas para disfrutar de la astronomía

💥 Prepara la observación

observacion astronomia
Imagen: Yuting Gao

En verano no solo podéis ser testigos de las tres lluvias de estrellas comentadas. Además de estas colas de cometas, hay mucho cielo por descubrir. Haced juntos una lista con todo lo que quieres observar esa misma noche: estrellas, constelaciones, la luna, Vía Láctea, planetas, galaxias… Puedes informarte en esta web del Instituto Geográfico Nacional sobre qué satélites artificiales (HST es el Telescopio Espacial Hubble e ISS la Estación Espacial Internacional) pasan por donde tú estás ese día y a esas horas, además de las efemérides, los eclipses u otros eventos.

Qué ver por la noche en el cielo

  • Planetas. Júpiter, Venus y Marte son fáciles de ver a simple vista, pero Mercurio y Saturno, más escurridizos, también. Además, como informa el IGN, con prismáticos se pueden ver las lunas más brillantes de Júpiter.
  • Vía Láctea. Con prismáticos se puede hacer un recorrido por la franja blanquecina llena de estrellas de la espectacular Vía Láctea.
  • Triángulo de verano. Al caer la noche, es fácilmente identificable el triángulo formado por Altair de la constelación del Águila, Deneb de la constelación del Cisne y Vega de la constelación de la Lira.
  • Otras constelaciones. Alrededor de la estrella polar, se ven Casiopea, Cefeo, el Cisne, el Dragón y las dos Osas (mayor y menor). También de Este a Oeste aparecen Pegaso, el Águila, la Coronal Boreal y la Cabellera de Berenice. Cerca del horizonte, se observan algunas de las constelaciones zodiacales, de la Virgen a Acuario, esta última ya casi al amanecer.
  • Luna llena. Si tienes grandes prismáticos o un pequeño telescopio con un filtro lunar adecuado, puedes observar su relieve. Lo idóneo para tener una buena visión de sus accidentes orográficos, según el Observatorio Astronómico Nacional, es ir observándola noche tras noche mientras va creciendo.
  • Más estrellas. Con luna nueva y prismáticos se puede intentar ver nebulosas de emisión como el complejo de nebulosas de Orión (Messier 42 y 43), el grupo de las estrellas Pléyades y el resto de supernova conocido como la nebulosa del Cangrejo (Messier 1).

Recursos para niños con los que aprender más del cielo

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones