Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bebé

Niños: cuando la calle es un peligro

La calle jamás estará exenta de riesgos, por lo que debemos enseñar a los hijos a saber comportarse en ella, convivir con los peligros y aprender a resolver conflictos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 8 febrero de 2019

El triste caso de Julen -el niño que cayó a un pozo en Málaga- conmocionó a España hace unas semanas y puso de manifiesto los peligros que están presentes a diario y se nos escapan. Aunque no somos conscientes, las calles de nuestras ciudades están llenas de amenazas para los más pequeños: baldosas levantadas, desniveles por raíces de árboles, zanjas por obras mal señalizadas, coches aparcados en doble fila… Incluso los parques infantiles tienen sus riesgos. ¿Cómo podemos evitar que les suceda algo? La solución, según los expertos y como veremos a continuación, está sobre todo en enseñar a los niños a comportarse en la vía pública y a convivir con los peligros. Pero también está en manos de las instituciones: ellas tienen la obligación de minimizar los riesgos y tratar de mantener las calles como un entorno seguro y transitable.

Atropellos: principales accidentes de los niños en la calle

Coches, garajes, obras, andamios, grúas... La calle es un entorno que nunca estará exento de peligro. Por eso, "es importante enseñar a los niños a desenvolverse con naturalidad en ella y a resolver los conflictos", explica Gonzalo Junco, gerente de Juega en Tu Calle S.L. y colaborador de la Dirección General de Tráfico (DGT) en el proyecto Camino Escolar Seguro.

La capacidad de un niño para predecir desenlaces y prevenir situaciones inminentes es menor que la de un adulto

Hay muchas situaciones que pueden poner en riesgo a los más pequeños, pero los principales accidentes graves o mortales en niños en la calle se producen como peatones, mayoritariamente por atropello y un 13 % en cruce de peatones, según el estudio 'Prioridades en España en la Seguridad de los Peatones: niños, adultos y mayores' elaborado por la Fundación Mapfre.

¿Por qué? Entre otros factores, los menores son demasiado pequeños para ser vistos por los coches y, a su vez, para poder ver los obstáculos de la calle. Conviene tener en cuenta, además, que el campo visual de los niños de hasta ocho años es del 50 % y que "su percepción del entorno es muy diferente a la de un adulto, siendo menor su capacidad de predecir desenlaces y prevenir situaciones inminentes", apunta Junco. Por eso, el experto considera fundamental que los menores "conozcan y cumplan cada una de las normas de tránsito de peatones, especialmente las indicadas para ellos y su seguridad".

Reglas básicas para comportarse en la calle

¿Qué normas básicas para ir por la calle debe conocer sí o sí todo niño? Aunque parece una obviedad, lo más básico no siempre se cumple: lo más importante es que aprendan que se debe transitar solo por las aceras o las calles peatonales. Además, tienen que saber que se debe cruzar únicamente por los pasos de peatones, cuando los vehículos se hayan detenido, y que no se debe correr ni jugar en las aceras. Pero, sobre todo, "deben saber que al estar en la calle se convierten en peatones, y los peatones tienen la responsabilidad y la obligación de comportarse cívicamente", señala Junco.

Para transitar seguro por la calle, todo niño debería conocer y cumplir el siguiente decálogo:

  • 1. ¡Atención a semáforos y pasos de peatones! Aunque el semáforo esté en verde o haya un paso de peatones, hay que esperar a que el coche pare. En los pasos de peatones se debe mirar a ambos lados.
  • 2. Hay que ir siempre acompañados y de la mano de un adulto
  • 3. Al caminar por la calle, los niños deben ir por la parte interna de las aceras.
  • 4. No se puede correr por la acera (puede haber obstáculos que desconocemos).
  • 5. Hay que estar atento a los garajes y a las salidas y entradas de vehículos en ellos. Mirar siempre antes de cruzar por un garaje.
  • 6. Tener mucho cuidado al pasar entre coches aparcados (es muy difícil que vean a un niño de pocos años) y jamás colocarse detrás de uno.
  • 7. Si se ha empezado a cruzar una calle, ¡nunca hay que volver hacia atrás!. El conductor que le ha visto avanzar puede intentar pasar por detrás.
  • 8. Hay que tener mucho cuidado en el momento de entrar y salir del automóvil; se debe subir y bajar por el lado de la acera.
  • 9. No aparcar nunca en doble fila ni ir con prisas al llevar o recoger a los pequeños del colegio. Con las prisas pueden correr entre los coches sin ser vistos y tener un accidente.
  • 10. Si se camina por una carretera o un camino, hay que andar en sentido contrario al de la circulación.

Peligros en la calle: el papel decisivo de los adultos

Los accidentes suceden, y muchas veces son inevitables. Pero es llamativo que el 25 % de los accidentes de niños ocurran en presencia de un adulto. ¿Qué responsabilidad tiene un adulto cuando un menor sale corriendo y cruza un paso de peatones sin mirar?

La persona adulta es la responsable de educarle y puede hacerlo desde que es muy pequeño. "Desde que aprenden a caminar solos -comenta el experto- los niños deben conocer las normas de tránsito elementales". Es decir, apenas con dos años se puede enseñar al menor a caminar por las aceras, no correr, respetar los semáforos y asegurarse de que los coches se detienen. "Deben ser conscientes del riesgo que supone para su integridad y para la del resto de usuarios", sostiene.

También los adultos responsables de su formación en el colegio, y las instituciones, pueden velar por la seguridad del niño en la calle. Si hace años los únicos protagonistas de la mayoría de las actuaciones de ordenación municipal tenían como protagonista al automóvil y la calzada -que ocupan más del 80 % del espacio-, "en los últimos años se está poniendo el foco en los peatones y especialmente en los niños", manifiesta Gonzalo Junco. Así, explica que casi todas las localidades tienen ya un plan de movilidad infantil y de caminos escolares seguros.

Asimismo, la DGT hace años que tiene a disposición de los ayuntamientos y usuarios el portal de Camino Escolar Seguro y proyectos como Stars España. Y en la mayoría de los colegios se organizan, en Primaria, jornadas anuales de seguridad vial.

Adolescentes en la calle... ¡ojo con el móvil!

Los niños más mayores conocen las reglas básicas para manejarse en la calle, pero conviven con nuevos enemigos: el móvil y los auriculares, que provocan distracciones que pueden ser letales.

Los jóvenes y los adultos, según comenta Gonzalo Junco, gerente de Juega en Tu Calle S.L., necesitamos entender que en el entorno de la movilidad estamos siempre realizando una actividad que requiere «responsabilidad y concentración». Y no hay que perder nunca de vista que las consecuencias de los descuidos son muy graves.

Etiquetas:

seguridad vial

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto