Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje > Albañilería y fontanería

Aprovechar los espacios de una ducha hidromasaje

Colocar tres baldas de cristal para ganar practicidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 noviembre de 2002
En las casas de hoy en día la demanda de más espacio y comodidad van en aumento. Por eso, incluso los pequeños huecos, como el que puede quedar entre la ducha de hidromasaje y la pared, pueden ser aprovechado para solucionar los problemas de espacio.

En cualquier centro de bricolaje, gran superficie o ferretería se pueden encontrar diferentes tipos de baldas o armarios para colocar en el baño. También se puede optar por los dosificadores, que además de ahorrar sitio y dar la comodidad de acceso a los diferentes productos, consiguen una limpieza y un ahorro de tiempo que se agradece.

En el caso de optar por unas baldas no es necesario limitarse a la opción de las baldas que se venden ya fabricadas, también existe la posibilidad de cada uno las realice en función de su gusto y necesidades. En el caso de optar por unas baldas de cristal hay que tener en cuenta el espacio que necesita y así ajustarse a el número de baldas que más le convenga. Las baldas pueden ser de cualquier material como la madera o cristal.

Si se opta por el cristal, en primer lugar habrá que medir la distancia entre la columna de hidromasaje y la pared, y luego decidir la profundidad que se le quiere dar, siempre teniendo en cuenta el espacio necesario para moverse dentro de la mampara.

El segundo paso es la selección de los soportes de las baldas. El color blanco es el que mejor queda con los colores de los azulejos y los tonos del baño en general. El sistema que tienen los soportes es sencillo y seguro, sólo hay de introducir el cristal y apretar el pasante roscado para que el cristal quede fijado entre el pasante y una de las caras del soporte. La cantidad de soportes necesarios dependerá del peso que aguante cada uno y del tamaño de la balda.

Con las medidas habrá que acudir a un cristalero que para que haga las baldas con una esquina curvada y los cantos redondeados para evitar sustos.

Con las baldas en la mano habrá que decidir la posición más adecuada. Será necesario marcar y hacer los agujeros nivelándolos horizontalmente con un nivel. Para colocar las baldas habrá que taladrar los azulejos, pero es posible que la broca patine así que se recomienda hacer una muesca con un clavo. La medida del taladro y taco a utilizar dependerá del tipo de soporte.

Una vez hechos los agujeros, se introducirán los tacos, los tirafondos y el soporte. Ya sólo queda poner las baldas, apretar los pasantes y colocar los diferentes botes de aseo diario.

Etiquetas:

baldas ducha soporte

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones