Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Cómo lograr recuperar una azalea marchita

Una inmersión le aportará el agua necesaria

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 17 enero de 2006
img_azaleap 3
La azalea es una planta que pertenece a la especie de las ericáceas que procede de Asia. Concretamente existen diferentes variedades en la India, Japón, China y el Cáucaso. Una de sus principales características es que puede desarrollarse en forma de pequeñas plantas o llegar a convertirse en un frondoso arbusto que puede alcanzar hasta 4 metros de altura según la especie.

Sin embargo es conveniente conocer la sintomatología de esta planta para poder aportarle los cuidados adecuados en caso de que empiece a marchitarse. Si sus hojas se vuelven marrones, una de las causas más comunes es la carencia de agua o el exceso de calor, e incluso una combinación de ambas.

Si quiere que su planta sobreviva deberá aportarle el agua necesaria mediante una inmersión. Llene la bañera o un cubo de agua y sumerja el tiesto con la planta hasta que dejen de salir burbujas a la superficie, durante unos veinte minutos aproximadamente, y luego saque el tiesto del agua.

Deje que el agua escurra bien y envuelva el tiesto con papel de periódico para que el papel absorba el resto de la humedad durante toda una noche. De esta manera conseguirá que su planta sobreviva al aportarle el riego que necesitaba y conseguirá que deje de marchitarse.

Asimismo, tenga en cuenta que tras la floración, cuando sus azaleas empiecen a mostrar un aspecto mustio, ha de realizar una poda fuerte, quitando dos tercios de las ramas. Coloque el tiesto en un lugar aireado y repita la operación de inmersión una vez a la semana para evitar que su azalea se seque.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones