Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Diferentes ideas para decorar una cajonera

El tratamiento previo de la madera, sobre todo si es antigua, es incluso más importante que el propio proceso decorativo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 abril de 2006
Si ha decidido construir una cajonera, o renovar el aspecto de una antigua, puede tratar de darle un toque de originalidad que la separe del convencionalismo cromático imperante en caso toda la decoración actual.

Una buena opción pasa por pintarla de un color metalizado, aplicándole una pintura en spray. Puede que esta decoración desentone con la de una habitación, pero puede emplear la cajonera en otra ubicación, por ejemplo el salón, como si de un mueble de televisión se tratara, siempre y cuando sea lo suficientemente robusta y amplia, aunque con la actual proliferación de las pantallas de plasma el peso dejará de ser un problema.

En sus cajones puede insertar el reproductor de video o dvd y, si tiene puertas, guardar en su interior el equipo de música. Para conectar los mencionados aparatos a la televisión, o a los altavoces, deberá retirar o agujerear (es mejor esta última opción) el panel trasero o el fondo de los cajones, de forma que puedan pasar holgadamente los cables.

Cajones de múltiples colores

Otra opción, sobre todo si la cajonera va destinada a los más pequeños, pasa por pintar su armazón de un color llamativo y los frontales de los cajones de otros diferentes entre sí.

Tenga en cuenta que antes de proceder a decorar la cajonera, sobre todo si es antigua, ha de comprobar que la madera no haya sido atacada por carcoma o termitas. También deberá descartar la presencia de humedad y verificar la resistencia de las uniones, además de observar si algunos de los clavos presentan muestras de oxidación o bien sobresalen de la madera. En ambos casos deberá sustituirlos.

Antes de pintar la superficie deberá lijarla y eliminar las imperfecciones. También es importante comprobar si la madera tiene nudos y si estos están sueltos o rezuman resina. Si lo hacen deberá aplicarles un producto especial que impida que se produzca este proceso natural. Además la presencia de nudos puede provocar la aparición de grietas en la madera.

Una vez analizada su estructura es recomendable aplicarle una capa de tapaporos, ya que los poros se habrán abierto durante el proceso de lijado, y una de imprimación, para conseguir que la pintura se fije mejor a la madera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones