Ideas para elegir el color del friso más acorde a sus necesidades

Puede conjugar un aspecto antiguo con colores modernos en su acabado
Por mediatrader 21 de mayo de 2007

Los frisos son un revestimiento de paredes muy apropiado para generar un ambiente de aspecto antiguo, algo que se puede conseguir si se opta por una moldura simplemente barnizada con un barniz tinte incoloro, que proteja la madera frente a posibles roces, pero que a su vez deje al descubierto su veteado.

Para acentuar su aspecto antiguo se puede combinar un friso de madera clara con el veteado a la vista con madera de color marrón oscuro, colocada en la parte superior del mismo, si éste sólo está fijado a media altura y va a combinarse con pintura. En este caso un color ocre podría ser acertado.

Si se desea dotar a la estancia de un aspecto moderno se puede emplear un tono más llamativo para el friso, por ejemplo de la gama de los tejas o de los amarillos, como el que se puede apreciar en la fotografía..