Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Lo que hay que tener en cuenta a la hora de escoger un serrucho eléctrico

Se recomienda aquél que pueda alcanzar más revoluciones si se quiere cortar elementos muy duros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 7 abril de 2004
Los serruchos eléctricos son muy prácticos y manejables, permiten cortar casi cualquier material sin apenas esfuerzo y son muy sencillos de utilizar, siempre y cuando se tomen las debidas precauciones.

Algo sumamente importante es conocer el número de carreras por minuto que realiza la herramienta y la longitud de estas carreras, ya que cuanto mayor sea más eficaz es el corte y menos se usa y desgasta la cuchilla.

También es recomendable que el serrucho permita regular la velocidad a la que se mueve la sierra sable. Los mas recomendables son los que permiten comenzar el proceso de serrado o revoluciones por minuto porque se controlará mejor el inicio del corte.

Los mejores serruchos pueden llegar a alcanzar las 2.900 revoluciones por minuto y permiten serrar materiales tan duros como el hormigón. Generalmente disponen de una rueda dentada que deberá girar para regular la potencia del serrucho eléctrico en función del material que se va a cortar. Las marchas más lentas se deberán emplear a la hora de seccionar metales no ferrosos, para los ferrosos y plásticos se recomienda una potencia intermedia.

Para las materias más duras se debe utilizar una velocidad media, dejando la máxima para las blandas. No obstante, lo mas recomendable es que se seleccione la velocidad más adecuada mediante el método de ensayo y error, utilizando pequeñas muestras de material.

La mencionada rueda dentada, aparte de regular la velocidad también permite utilizar una velocidad adecuada para serrar, cepillar, acuchillar o limar.

Deberá así mismo disponer de un botón o gatillo de bloqueo, lo más rápido posible (un segundo suelen tardar las más rápidas, frente a los 3 de las más lentas). Este pulsador deberá ser preciso para permitir parar el movimiento de la sierra si la longitud, dirección o profundidad del corte no es el adecuado o bien si se ha producido cualquier percance.

Además, para mayor seguridad algunas máquinas disponen de un dispositivo que impide su arranque inesperado. Solamente se deberá pulsar simultáneamente al gatillo para ponerlo en marcha y es éste ultimo quien regula la potencia de la herramienta.

También debe disponer de un sistema de cambio de hoja sencillo, aunque van imponiéndose los modelos que no requieren que este proceso se realice. Habrá que asegurarse de que la herramienta está desenchufada antes de intentar realizar el cambio de hoja y seguir las instrucciones del fabricante si el modelo permite el cambio, ya que el sistema para realizarlo es distinto según marcas o modelos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto