Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Tipos de toldos: uno para cada necesidad

Un toldo puede rebajar la temperatura de una habitación entre un 30% y un 50%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 30 agosto de 2005

En jardines, ventanas, terrazas, balcones, patios… Un toldo puede ser la solución de protección solar idónea, aunque es necesario conocer los diferentes sistemas antes de decidirse. Las opciones son variadas y conviene distinguir las sombras textiles más adecuadas para su futura ubicación. Sin olvidar precios y calidades, el toldo dará sombra en función de la orientación, latitud y dimensiones del emplazamiento donde se instale.

Tipos

  • Toldo de telón. Es un sistema basado en brazos abatibles colocados en el tubo de caída del toldo y fijados a la barandilla, que permite colocar el toldo en dos posiciones: vertical, para proporciona la máxima protección y resistencia contra la lluvia y el viento, y proyectada, para facilitar la visión hacia el exterior y la entrada de aire, de manera que se evite el sobrecalentamiento en el balcón.

  • Toldo de barandilla. También llamado "vertical", "store" o "screen". Se desenrolla en sentido vertical y se sujeta a la barandilla de la terraza o balaustrada por medio de un pasador. Se puede separar hasta 50 centímetros del balcón al abrir el brazo que lleva acoplado.

  • Toldo de punto recto. Es el sistema más tradicional y el más usado en terrazas y comercios. Fácil de usar, cómodo y práctico, su relación calidad-precio es ajustada. Funciona gracias a un sistema de brazos frontales abatibles que pueden reforzarse con unos muelles para protegerlos de los fuertes vientos.

  • Toldo extensible. Se caracteriza por el sistema de transmisión de tensión de los brazos, que puede ser por cable, cadena, cinta y doble tensión integrada, donde los elementos de transmisión de tensión quedan dentro del brazo y, desde fuera, no se aprecian. Su sistema de regulación y extensión -se pueden conseguir inclinaciones de hasta 90º- es uno de los más precisos. Es adecuado para grandes longitudes, tanto de salida de brazos como de línea total del toldo, con posibilidad de instalación de brazos intermedios. Puede colocarse en el frente, en un lateral o en el techo.

  • Toldo plano. Está indicado para cubrir patios, grandes terrazas o lucernarios, entre otros. Se coloca en posición horizontal, o con una mínima pendiente, y se sujeta mediante una estructura cuadrada o rectangular, igual al perímetro del área que se debe cubrir, soportada por patas o bien mediante el anclaje entre patas y pared.

  • Capota. Este sistema es óptimo para ventanas pequeñas. De forma semicurva o cuadrada, se utiliza sobre todo en locales de hostelería y de restauración. Se distinguen dos tipos: fijas y móviles. Las primeras mantienen siempre la misma forma, similar a un cuarto de esfera. Las segundas se pueden recoger, ya que se componen de varios aros, entre tres (las más pequeñas) y cinco (las más grandes).

Accesorios

Cada vez son menos los toldos que se accionan de forma manual. En la actualidad, diferentes accesorios y mecanismos facilitan el manejo y mejoran la seguridad y cuidado. Diversos mecanismos electrónicos recogen el toldo en caso de vientos muy fuertes o lluvia y lo abren al detectar una intensidad de luz determinada. Estos mecanismos funcionan de forma automática o mediante mando a distancia e, incluso, se pueden programar. Son muy sencillos de instalar y suponen prestaciones interesantes.

Los mecanismos electrónicos recogen el toldo en caso de vientos muy fuertes o lluvia

Entre los mecanismos más utilizados, destacan el cofre y el sistema monobloc. El cofre dota al toldo de mayores funciones en cuanto a protección de la lona cuando está recogida. Este mecanismo guarda el toldo en una caja de manera permanente y lo preserva del polvo, la contaminación, el sol y la lluvia, lo que alarga su vida útil. Se puede acoplar a distintas clases de toldos. Respecto al monobloc, este accesorio garantiza la seguridad de la sujeción ante problemas de estabilidad en las paredes o imposibilidad de anclaje en algunas zonas. Unos soportes se fijan a la pared y, a estos, se acopla un perfil donde se sujeta el toldo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto