¿Cuál es la mejor tubería para agua potable? Analizamos las de cobre y PVC

Ambas son ligeras, duraderas y económicas, pero el plástico permite realizar canalizaciones sin uniones y el cobre aguanta mejor los ciclos de dilatación
Por mediatrader 9 de mayo de 2022
Tuberías de agua potable
Imagen: annawaldl
Las tuberías domésticas más habituales son las de cobre y las de plástico. Las primeras se emplean, sobre todo, para el abastecimiento, mientras que las segundas se reservan para la evacuación de aguas residuales. Sin embargo, ambas tienen características muy similares: son ligeras, aguantan bien el paso del tiempo y su coste no es elevado. Apenas se diferencian en el modo de unión y en la resistencia a los ciclos de dilatación. En este artículo ahondamos en distintos tipos de tuberías de agua potable y sus características para que te resulte más fácil decidir cuál utilizar, aunque siempre es importante ponerse en manos de profesionales expertos.

Tipos de tuberías de agua potable

⭕ Cobre

El cobre es un material económico, ligero, que se puede curvar en frío, y es reciclable en su práctica totalidad. Por todo ello, es muy frecuente su uso en instalaciones de fontanería, gas y calefacción.

Está comprobado que no pierde sus propiedades físico-químicas ni su rendimiento con el paso del tiempo, ni siquiera después de ser reciclado, como aseguran desde el Centro español de Información del cobre (CEDIC)

Además, no sufre corrosión, sus paredes internas son lisas, resiste el fuego y las grandes presiones, y ofrece una buena protección contra los contaminantes del suministro de agua doméstica. Aguanta temperaturas más altas que las multicapa, soportando hasta 600º centígrados.

Como precisan desde el CEDIC, «permite inhibir el crecimiento de bacterias, virus y hongos, contribuyendo así a mejorar la calidad del agua que bebemos». Por ejemplo, el cobre minimiza las posibilidades de aparición de legionella.

⭕ Plástico

El uso de tuberías de plástico es una buena elección, salvo algunos casos concretos. Esta material  -señalan desde la Asociación Española de Fabricantes de Tubos y Accesorios Plásticos (AseTUB) – destaca por «innumerables» avances técnicos que lo hacen idóneo para usarlo en tuberías.

Algunos de ellos son: facilidad de instalación, resistencia mecánica, flexibilidad, estanqueidad, resistencia a la abrasión, ausencia de incrustaciones (por ejemplo, de cal), inalterabilidad en el tiempo, resistencia a agentes químicos (ácidos, bases, sales y oxidantes) y reciclabilidad, pues la mayoría de los tubos de plástico se pueden reutilizar en la fabricación de otros tubos.

Entre las tuberías de plástico destacan tres tipos:

  • PEX: con una gran resistencia a altas temperaturas, por lo que son muy demandadas en calderas o sistemas de calentamiento de agua.
  • CPVC: son las más utilizadas en los hogares, soportan tanto el agua fría como el agua caliente y sus características son muy parecidas a las tuberías de cobre.
  • PVC: son muy efectivas con el agua fría, pero no soportan bien el agua caliente, que puede llegar a deformarlas.
Img tuberias articulo

⭕ Epoxi

Este material es el más barato de todos. Y, a su buen precio, une la facilidad de su instalación, ya que no es preciso hacer obras y sustituir tuberías: los tubos de resina epoxi se instalan en el interior del sistema

Asimismo, tiene excelentes cualidades como alta resistencia a la temperatura, evitan la acumulación de cal y son resistentes a la corrosión.

⭕ Acero inoxidable

Son muy caras y no se usan mucho. Debido a su extrema resistencia a la corrosión provocada por agua salada sí se utilizan en zonas muy próximas al mar y en equipamientos marinos.

Las tuberías de cobre, ¿están prohibidas?

No. Las que ya no se pueden instalar son las tuberías de plomo y las de hierro. De hecho, solo se permite seguir utilizando las de hierro y plomo si la instalación está en excelentes condiciones. Ante el mínimo deterioro hay que sustituirlas, ya que liberan plomo en el agua, muy nocivo para la salud.

Tuberías de plástico, ventajas y desventajas

✅ Ventajas

  • Son ligeras, lo que facilita su transporte, manipulación, almacenaje e instalación
  • Requieren poco mantenimiento
  • No trasmiten ningún sabor u olor
  • Soportan presiones altas
  • No son combustibles (buen comportamiento ante el fuego)
  • Tienen una menor conductividad térmica que las tuberías metálicas, por lo que apenas influyen en la temperatura de los fluidos que las recorren. 
  • Sus paredes interiores son lisas y reducen la pérdida de presión por contacto (fricción).
  • Permiten realizar canalizaciones sin uniones, lo que reduce el riesgo de fugas en sistemas de calefacción por suelo radiante y refrigeración mediante techo refrigerante
  • Ahorro económico
  • Ahorro de obras que implica la protección de cables subterráneos en tubería de plástico, «ya que la instalación y el desmontaje de cables se hace fácilmente sin abrir las vías».

❎ Desventajas

  • Las de PVC no soportan elevadas temperaturas, por lo que se desaconsejan para transportar agua caliente.
  • Existen dudas sobre los riesgos para la salud que pueden entrañar materiales como el PVC. Algunos estudios concluyen que durante su creación e incineración se generan dioxinas, mientras que en su uso se pueden liberar aditivos perjudiciales para la salud y el medio ambiente.  Desde AseTUB aseguran que los procesos de fabricación «generan productos fácilmente reciclables, que se traducen en una industria que no contamina».

¿Cuáles son las mejores para tu vivienda?

Teniendo en cuenta todas las características, ventajas e inconvenientes ya citados,¿cuál es el mejor material para las tuberías?

  • Las tuberías de cobre suelen usarse en las instalaciones de gas y calefacción.
  • Por su parte, las de plástico(aislante y con capacidad de adaptarse a los movimientos de la tierra, lo que disminuye el riesgo de roturas) se eligen para el suministro de agua. Eso sí, evitando las de PVC para el agua caliente. Además, el polietileno se desaconseja si el agua tiene altas concentraciones de cloro.
Cuándo reemplazar las tuberías

Para conocer si hay que cambiar las tuberías que canalizan el agua tan sólo hay que observar el estado de conservación de las partes visibles de los tubos. Si no es óptimo, habrá que renovar la instalación para evitar posible fugas y escapes.

🔹 Si aparece humedad en la pared: cuando las tuberías están cubiertas, habrá que sustituirlas si se observa que los azulejos o la pintura de la pared empiezan a desprenderse o se aprecian humedades en lugares por los que discurren las cañerías.

No obstante, cuando las tuberías atraviesen muros o paredes, deben hacerlo por pasamuros, cuyas dimensiones han de permitir la dilatación de los propios tubos. También se pueden colocar unas fundas a las tuberías que están empotradas o enterradas. Es conveniente que estas fundas sean de material aislante para proteger de los cambios térmicos o minimizar las consecuencias de un escape.

🔹 Si el caudal disminuye: el caudal del grifo puede ser también un signo revelador de que las tuberías no se encuentran en condiciones adecuadas, ya que si llega poco caudal es posible que exista alguna fisura en el recorrido.