Un altillo en el garaje

Necesitará un armazón de metal que sustente el suelo de la segunda planta
Por mediatrader 3 de mayo de 2005

Si el techo de su garaje es lo suficientemente alto puede plantearse ganar espacio útil en su interior creando una segunda planta en la que poder realizar trabajos de bricolaje.

Para lograrlo, primero tendrá que construir un soporte de metal que sustente el suelo de la segunda planta. Este armazón tendrá que ser sumamente resistente para que pueda aguantar bien el peso. Si lo que quiere es trabajar sobre él deberá colocar un suelo de metal o revestirlo de un material que no pueda arder fácilmente.

Una vez que haya construido el suelo de la segunda planta de su garaje, deberá colocar en ella tomas eléctricas y quizá colocar un sistema de iluminación para la parte inferior, porque si la nueva planta es muy grande restará parte de la luz que anteriormente provenía del techo.

También necesitará colocar una escalera para poder acceder a esta segunda planta. Hay modelos que ocupan muy poco espacio, pero su estabilidad es menor. Deberá decidir entre una u otra opción según sea su forma física y el espacio disponible.