Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Bricolaje

Una sencilla mesa para colocar tras o sobre el sofá

Se podrán ubicar en ella pequeños objetos como los mandos de la televisión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 10 mayo de 2007
En ocasiones los muebles simples y de líneas rectas pueden sernos de gran utilidad pese a no tener un aspecto demasiado decorativo. Si nuestro salón es de tamaño reducido podemos colocar sobre el sofá una pequeña balda, en la que ubicar alguna planta o guardar los manuales de instrucciones de la televisión o el dvd y sus mandos a distancia, o los cds que en ese momento esté escuchando.

La anchura de la repisa dependerá del espacio disponible, ya que incluso podemos desplazar hacia delante el sofá en caso de que sea necesario. No obstante, si el respaldo del sofá es amplio, bastará con medirlo y cortar una repisa con una anchura algo inferior a la del sofá y una largura similar a la de éste.

Una vez hayamos cortado la repisa a la medida deseada deberemos lijarla en el sentido de la veta, para evitar que la madera chupe un exceso del material recubriente que vamos a aplicarle. Le daremos una mano de tapaporos que cumplirá con la misma función, una de imprimación, para que la pintura se fije bien a la madera, y pintarlo de un color similar al del resto de muebles de la estancia.

Haga unos agujeros en la pared con un taladro e introduzca unos tacos a los que atornillar las escuadras que sujetarán la repisa que acaba de pintar. Si lo desea puede emplear su fresadora para hacer unas molduras decorativas que colocar en los bordes de la repisa, de forma que a la vez que la decora evita que se caigan objetos de su superficie.

Etiquetas:

repisa sofá

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones