Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Banco de España cree que el repunte de los salarios en 2011 pone en riesgo la recuperación económica

El organismo considera necesario garantizar el "carácter temporal" del repunte de la inflación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 junio de 2011
La evolución de los salarios fijados en los convenios durante los primeros meses de 2011 muestra un repunte que, de consolidarse, pondría "en riesgo" las mejoras de competitividad necesarias para la reactivación del Producto Interior Bruto (PIB) y del empleo, según advierte el Banco de España.

La autoridad monetaria indica en el "Informe Anual de 2010" que después de que la economía española registrara en 2010 una recuperación "muy débil y vacilante" en medio de la crisis de deuda soberana, es necesario garantizar el "carácter temporal" del repunte de la inflación -en mayo se situó en el 3,5% en tasa interanual- y, para ello, cree que es imprescindible que los efectos de segunda ronda sean "limitados".

"Una eventual resistencia a aceptar pérdidas transitorias de ingresos reales que para trabajadores y empresas comporta la subida del precio de la energía y de la imposición indirecta se traduciría en una mayor persistencia de las presiones inflacionistas y en una merma de las posibilidades de recuperación y creación de empleo", alerta el Banco de España. En este sentido, indica que, según una simulación realizada por el instituto emisor, en un escenario de "flexibilidad salarial total" y en el que se cancelan los efectos de segunda vuelta sobre los precios de cualquier perturbación inflacionista, de tal manera que desaparece la indiciación salarial, ante un aumento del precio del petróleo del 50% se mantendrían 85.000 puestos de trabajo más que en la situación actual.

Subraya en este escenario que las perspectivas para 2011 dibujan un horizonte de recuperación "lenta y muy dependiente" de la capacidad para aprovechar el empuje del resto del mundo mediante mejoras sustanciales de la competitividad, que permitan que la demanda exterior proporcione el despegue de la actividad y del empleo. Este escenario, añade, está sujeto a "gran incertidumbre" y a "posibles riesgos de desviación a la baja". En esta tesitura, subraya el Banco de España, la respuesta de la política económica es "decisiva" y el papel de las reformas estructurales es "central" para culminar la corrección de los desequilibrios. De su grado de exigencia, apunta, dependerá la "velocidad y magnitud" de la recuperación y la capacidad de España para crear empleo.

El organismo afirma que las proyecciones fiscales para 2011 y 2012 realizadas por el Banco de España apuntan a que existen "algunos riesgos de desviación al alza" sobre los objetivos de déficit del Gobierno -del 6% en 2011 y del 4,4% en 2012-, dado que se basan en unas previsiones de crecimiento del PIB que, de no confirmarse, podrían traducirse en una evolución menos favorable de los ingresos, al tiempo que destaca que no pueden descartarse "posibles desviaciones" en el ámbito de las administraciones territoriales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones