Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Dónde invertir en tiempos difíciles

Depósitos y bonos del Estado son las opciones más seguras, aunque también se puede acudir a la renta variable

img_alabaja Imagen: sanja gjenero

Depósitos y bonos del Estado son las opciones más seguras para invertir en tiempos difíciles, aunque los inversores minoristas no tienen por qué renunciar a la renta variable en momentos de incertidumbre económica o bursátil. Siempre hay oportunidades en Bolsa, incluso en los periodos bajistas.

Invertir en seguridad

Son cientos de pequeños y medianos ahorradores quienes se preguntan cómo obtener una mejor rentabilidad en tiempos difíciles. En momentos en que la incertidumbre y las dudas se adueñan de la Bolsa, se buscan las soluciones más seguras para resguardar los ahorros de las turbulencias de los mercados. Es la oportunidad de decantarse por depósitos a plazo fijo como fórmula más segura de inversión, con un interés entre un 1% y 2,5% de media. No son intereses excesivos, pero siempre es mejor que tener el dinero guardado en cuentas bancarias que dan menos interés.

Es indispensable saber entrar en la renta variable, en qué momento hacerlo y con los mejores precios posibles

Otra opción segura son los bonos del Estado, con los que se puede incrementar un poco más la rentabilidad, aunque con la desventaja de tener apalancado el dinero durante un tiempo largo en exceso: entre dos y cinco años.

Esto no significa que los ahorradores domésticos tengan que renunciar a opciones de beneficios más rentables, como la renta variable. No tiene por qué ser así, ya que siempre hay oportunidades en Bolsa, incluso en los periodos bajistas o en los momentos de incertidumbre económica. La clave reside en seleccionar bien la apuesta, aunque este es el primer elemento de dificultad para elaborar una estrategia que incremente los ahorros durante este año. Es el riesgo en el que incurren los inversores más agresivos, que no se conforman con ganar un 2% o 3% de interés para sus ahorros, sino que esperan réditos superiores.

Aprovechar las señales de compra

Entrar o no en Bolsa es la disyuntiva a la que se enfrentan los pequeños y medianos inversores antes de depositar su capital para conseguir una mayor rentabilidad. Y no es de extrañar, ya que es cierto que de la operación de compra se deriva el éxito o no de la inversión.

Es indispensable saber entrar en la renta variable, en qué momento justo y bajo los mejores precios posibles. Son variables siempre difíciles de cumplir, pero hay que tener como base el axioma de que el mercado bursátil siempre genera oportunidades de negocio, incluso en procesos bajistas de gran envergadura.

  • Incluso en las jornadas más negras de la renta variable se puede encontrar algún valor en concreto que muestre alzas en sus precios, en contraposición con la mayoría de los índices. Es lo que ha ocurrido en los días más aciagos de los últimos años.

    Una explicación a este hecho reside en que son las manos fuertes del mercado (grandes inversores y brokers) quienes manejan las cotizaciones y trasladan su artillería de una acción a otra para rentabilizar su inversión.

    También se debe a que la evolución no es igual en todos los sectores bursátiles, ya que mientras la tónica general es negativa, algún valor puede cotizar al alza y beneficiarse de la coyuntura económica. Para explicar este proceso, basta referirse a las jornadas en que el petróleo escalaba posiciones sin cesar y arrastraba a todas las Bolsas a la baja, mientras que el precio de las compañías petrolíferas subía.Esta estrategia bursátil, de riesgo, está destinada a inversores con gran experiencia, que saben interpretar las claves de los mercados financieros.

  • Otra opción es decantarse por valores cíclicos, aquellas empresas cuya marcha depende del ciclo de la economía. Se puede ganar mucho dinero en ellas y van muy bien cuando el ciclo es bueno, pero entran fácilmente en pérdidas en épocas de recesión económica. Acerinox, ArcelorMittal o Aperam son algunos representantes de este grupo.

  • Otros valores cotizan ajenos a la tendencia general de los mercados. Se mueven por impulsos, por movimientos especulativos o, incluso, por noticias exógenas a los propios mercados bursátiles.

    Pueden servir, pero hay que saber de antemano que por lo general son muy peligrosos, ya que si bien pueden generar importantes ganancias, también las pérdidas pueden ser agudas. La selección de empresas que cumplen con estas características se amplían a Deoleo, Natra, Avanzit o Service Point Solutions, entre otras.

  • No faltan los valores que, en procesos bajistas de gran calado, pueden comportarse mejor que el mercado, incluso con cotizaciones en positivo. Alimentación, autopistas y valores defensivos en general son los más indicados para las ocasiones más difíciles.

Situaciones que se deben evitar

De cualquier forma, hay situaciones o estrategias en la renta variable que bajo ningún concepto deben aplicarse en momentos de incertidumbre económica y bursátil. Estas son algunas pautas de comportamiento que hay que evitar:

  1. Pedir un préstamo a los bancos para efectuar una operación de Bolsa, ya que habrá que descontar los intereses que aplican estos productos sobre los posibles beneficios que se obtengan en las operaciones.

  2. Nunca se debe invertir más de dos quintas partes de los ahorros en Bolsa, ya que hay que prevenir los posibles gastos de próximos meses: recibos domésticos, vacaciones, colegio y vestuario de los niños, además de imprevistos.

  3. No se debe invertir por obligación, sino solo en los casos que merezca la pena y bajo unos parámetros objetivos en cuanto a la selección de los valores que forman la cartera.

  4. No invertir en un solo valor. Conviene diversificar la cartera bursátil como estrategia para contener las posibles pérdidas que dictaminasen los mercados.

  5. Se deben evitar valores poco sólidos o de carácter especulativo que puedan poner en peligro los objetivos de la estrategia inversora.

  6. No se debe hacer la selección de empresas candidatas a forma parte de nuestra cartera sin ningún criterio profesional. Hay que pedir el asesoramiento de profesionales que puedan encauzar la inversión de manera adecuada. Se puede pedir consejo en el propio banco o caja de ahorros, sin coste alguno.

Cancelación de posiciones cortas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha acordado prorrogar, hasta que las condiciones del mercado permitan su levantamiento, el acuerdo adoptado el pasado 11 de agosto de 2011. Por él, queda prohibida la realización por cualquier persona de operaciones sobre acciones españolas del sector financiero o índices, incluidas operaciones al contado, que supongan la creación de una posición corta neta o aumentar una anterior, aunque sea en el mismo día. Esta medida se puso en marcha en algunos países de la Unión Europea (entre ellos España) para calmar la volatilidad que afectaba a los mercados bursátiles como consecuencia de la falta de credibilidad de algunas de sus economías.

Se entenderá por “posición corta” la que resulte en una exposición económica positiva ante una caída del precio de la acción. Esta prohibición se concreta en las siguientes operaciones de la renta variable: ventas a crédito, fondos de inversión y ETF, warrants y futuros. No obstante, en el caso de los dos últimos, se podrán incrementar posiciones cortas, siempre que antes se tengan posiciones largas equivalentes en las acciones del sector financiero incluidas en tal índice.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones