Obtener plusvalías bursátiles en época de crisis

La opción más segura es operar a largo plazo para evitar los vaivenes de la Bolsa
Por José Ignacio Recio 22 de agosto de 2010
Img bolsa
Imagen: peter mueller

Para conseguir fuertes ganancias en Bolsa, la primera premisa que deben aceptar los inversores es la necesidad de arriesgar capital en los mercados de renta variable. Pero puede hacerse de manera segura y esquivar pérdidas. La opción más conveniente para obtener plusvalías, sobre todo en la coyuntura actual, es operar a largo plazo y evitar los vaivenes bursátiles.

Invertir en valores estables

El objetivo prioritario de todo inversor que decide apostar por la toma de posiciones en Bolsa es obtener las máximas plusvalías posibles. Para conseguirlo, y evitar pérdidas, es necesario invertir tras haber analizado y meditado con detenimiento qué pasos se van a dar. Otras estrategias que se deben aplicar son:

  • Una forma rápida de conseguir dinero es la contratación de valores de alto componente especulativo, que pueden tener una revalorización de hasta un 200% en un par de años. Es el caso de Terra, Avanzit, Natra, Astroc o Inmobiliaria Colonial, cuyos inversores se han convertido en millonarios en poco tiempo. No obstante, son valores volátiles que tienen unas fluctuaciones muy amplias y requieren experiencia. Es una estrategia peligrosa, con la que el capital se puede multiplicar en poco tiempo, pero que también ocasiona pérdidas cuantiosas.

  • Seleccionar los «valores calientes», que son objeto de rumores en los parqués bursátiles: posibilidad de ser receptivos a alguna OPA, entrada de nuevo accionariado en su capital o de nuevos socios de referencia… Estas noticias generan fuertes subidas y la cotización de los valores puede doblar o triplicar el precio de compra. Pero no está exenta de riesgo.

  • Apostar por valores estables que tengan un fuerte recorrido al alza. Es una opción de cara al largo plazo, entre 3 y 10 años.

  • Aprovechar los periodos alcistas y las situaciones técnicas de «subida libre». Éstas propician que el valor experimente revalorizaciones excepcionales que, en ocasiones, pueden acercarse al 100%.

Parámetros que se deben vigilar

Los «valores calientes» pueden doblar o triplicar su precio de compra

Los inversores que deseen obtener grandes plusvalías deben tomar una serie de medidas de seguridad para proteger la evolución del valor contratado, incluso, cuando los plazos de la inversión sean a medio o largo plazo.

  • Prestar atención a los soportes y resistencias: el primero indica el nivel de entrada (compras), mientras que el segundo se refiere al de salida (ventas).

  • Comprobar si su cotización entra en «subida libre»: en ese caso, es terreno abonado para que las ganancias se acrecienten con el paso de las sesiones.

  • Vigilar los resultados trimestrales con los que las compañías que cotizan en Bolsa «se confiesan» ante el mercado.

  • Estudiar los movimientos corporativos que pueden afectar al valor. De ser favorables, pueden ser el origen de importantes alzas durante un periodo prolongado.