Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Planes bebé para recién nacidos

Las entidades financieras ofrecen nuevos productos para los recién nacidos que utilizan como gancho una amplia gama de regalos y obsequios, aunque su rentabilidad es poco atractiva

Cuenta bebé, Plan-bebé y Ahorro infantil son algunas de las denominaciones de los nuevos productos financieros que bancos y cajas de ahorro han diseñado para los recién nacidos. En realidad, se trata de productos que no ofrecen ninguna aportación adicional a otros de similares características, como los destinados a niños de entre 5 y 15 años. La rentabilidad que ofrecen es mínima -algunas cuentas para niños mayores de 4 años ofrecen entre el 4% y 5%- y su principal aportación son los numerosos regalos y promociones con que son obsequiados tanto los recién nacidos como sus progenitores con el objetivo de que éstos contraten la cuenta o libreta. Son productos, en definitiva, diseñados con el fin de conseguir fidelizar a los clientes y captar su ahorro.

Planes de futuro

La principal ventaja de los planes y cuentas bebé son las pequeñas cantidades que hay que desembolsar en estas cuentas o libretas de ahorro -una cuota única que oscila entre 12 y 60 euros y se ingresa al formalizar la cuenta-, y que están exentas de gastos y comisiones. Además, algunas entidades contemplan planes o programas específicos más completos que incluyen servicios y productos tanto para los primeros momentos de vida del pequeño como para adaptarse a las diferentes necesidades que tenga conforme vaya creciendo. Entre los bancos y cajas que comercializan estos productos destaca Caja Astur, a través del "Plan de Futuro para tus hijos", que produce un tipo de interés más elevado que el de ahorro a la vista con la finalidad de constituir un fondo a largo plazo, ya sea por la aportación de una cantidad inicial a la que se pueden acumular ingresos extraordinarios posteriores, o por la aportación de cuotas periódicas mensuales o trimestrales. El "Creciplán" lleva asociado un seguro gratuito, que en caso de fallecimiento del representante legal hará que, a la mayoría de edad, el titular disponga del capital que se hubiera formado con las aportaciones periódicas que se dejaron de pagar debido al fallecimiento. Se puede contratar desde una cuota de 12 euros y existe la posibilidad de realizar aportaciones extraordinarias cuando se desee. No contempla gastos ni comisiones.

Las cantidades iniciales que hay que desembolsar en estas cuentas o libretas de ahorro oscilan entre 12 y 60 euros, y están exentas de gastos y comisiones

Otra de las entidades que dispone de un plan de estas características es la Caixa, cuyo "Programa Recién Nacidos", está especialmente diseñado para cubrir las necesidades de esta etapa. Se incluyen diversos productos para financiar y fomentar el ahorro, como la Libreta de ahorro infantil, una tarjeta personalizada con la foto del más pequeño de la casa; la Libreta Futuro Asegurador y Vida Familiar, y el Préstamo Estrella Nacimiento, destinado a financiar los primeros días de vida del pequeño, en el que se empieza a pagar a partir del tercer mes.

Ahorrar desde el nacimiento

Los bancos y cajas de ahorros ofrecen de manera general a sus clientes libretas y cuentas de ahorro infantiles. Caixa Laietana es una de ellas, con la libreta "Ahorro infantil", diseñada para el recién nacido. Utilizan como estrategia de comercialización la donación de regalos para el "peque", aunque su principal aportación es que no contempla comisiones. Se puede suscribir a partir de 60 euros y múltiples de 7 euros. Caixa Penedés, por su parte, dispone de otra libreta de estas características, que igualmente contempla regalos de promoción. Se abre antes de que el pequeño haya cumplido 3 meses de edad, con un ingreso mínimo de 12 euros, a lo que la entidad financiera responde con uno de 18 euros. Se puede ingresar y sacar dinero con total libertad, y las disposiciones deben hacerse mediante administradores mayores de edad. Entre sus ventajas se encuentra que no tiene comisiones, así como obsequios por imposiciones o saldos, promociones especiales, etc.

Con otras características, Caja Murcia, dentro de su departamento de inversión y ahorro, ha lanzado la "Libreta Infantil", un producto de ahorro destinado también a los más pequeños. Funciona de forma similar a las libretas de ahorro a la vista, pero no puede tener talonario de cheques, presentar saldos deudores, ni figurar como cuenta compensadora de una tarjeta de crédito. Está exenta de comisiones de mantenimiento o de administración. De similares características es la "Libreta Ahorro Infantil" de CajaSol, una cuenta a la vista dirigida a menores de edad, que garantiza la custodia y disponibilidad del dinero.

Para niños y adolescentes

Para los niños más mayores, a partir de 4 años, existen otros productos que inciden en las mismas estrategias que los anteriores. "Pequeplan", por ejemplo, es un plan de ahorro diseñado por Bancaja, cuya principal aportación consiste en que, en caso de fallecimiento o invalidez absoluta y permanente, el cobro del capital pactado al vencimiento sigue garantizado sin necesidad de seguir efectuando las aportaciones correspondientes. También existe la posibilidad de contratar una renta, con lo que el menor recibiría hasta finalizar el plan, una cantidad mensual. El titular decide la duración del mismo, desde 4 años, y la cantidad y periodicidad de las aportaciones, desde 30 euros al mes, ingresando de forma mensual, trimestral, semestral, anual o en un único ingreso. Además, se pueden variar en cualquier momento las condiciones del contrato, llegando incluso a dejar de aportar dinero cuando se quiera, mientras el dinero aportado sigue generando intereses. Permite recuperar los ahorros cuando se desee, sin ningún tipo de gasto, pudiendo disponer de parte del dinero ahorrado o la totalidad. La rentabilidad actual es del 4%, exento de gastos y comisiones de apertura.

Caja Navarra comercializa un producto similar bajo el nombre de "Magus 0.15", un club para los más pequeños que incluye una nueva cuenta para estos clientes. Ofrece el mismo interés que una cuenta de ahorro a la vista, no tiene gastos de mantenimiento y, además, premia el ahorro con unas bonificaciones del 5% durante el primer año, y el resto del período según la edad que se vaya cumpliendo, entre el 1% y el 5%. Es una cuenta de ahorro a la vista pensado para niños y adolescentes con edades comprendidas entre 0 y 15 años. Sólo se admite un titular, que será el menor de edad, acompañado de la figura de su representante legal. En la apertura se exige un importe mínimo de 50 euros. En la misma línea se sitúa la "Cuenta 0-15" de Caja Cantabria, tanto estéticamente como en lo que se refiere a los servicios ofrecidos, disponible en formato de libreta de ahorro.

Cuenta para pequeños accionistas

La fórmula más original para los recién nacidos es la que ha desarrollado el Banco de Santander a través de la “Cuenta Joven Accionista”, una cuenta disponible para los accionistas adheridos al “Plan Joven Accionistas”, que es un plan pensado para reinvertir las plusvalías de los dividendos que proporciona la inversión, destinado a accionistas desde 0 años de edad. Está exenta de comisiones, y los dividendos generados por las acciones del banco y la liquidación de los intereses, se abonarán cada trimestre en la Cuenta Joven. Al ser una cuenta depositaria del dinero generado por los dividendos, nunca se puede perder dinero.

Con el saldo existente en la cuenta se compran trimestralmente las acciones que serán depositadas en la cuenta de valores libres de comisiones y gastos. Además, también se pueden realizar aportaciones adicionales a esta cuenta, lo que conllevará un aumento de la posibilidad de inversión.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones