Las pensiones mínimas y de viudedad subirán en 2004 más que en años anteriores, según el Gobierno

El aumento alcanzó la cifra global de 335,37 millones en el presente ejercicio
Por mediatrader 16 de noviembre de 2003

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales y portavoz del Gobierno, Eduardo Zaplana, anunció ayer que la subida de las pensiones mínimas y de viudedad en 2004 será mayor que la registrada en ejercicios anteriores.

«Dentro de poco» el Gobierno volverá «a subir las pensiones de los más mayores, como venimos haciéndolo en los últimos años», destacó Zaplana durante su visita a la localidad de Callosa del Segura (Alicante). «Este año, la subida incluso puede ser un poco mayor que la de otros años», añadió.

En el presente año, el Gobierno destinó 335,37 millones de euros a la mejora de las pensiones mínimas y de viudedad, que crecieron por encima de la media en aplicación de lo acordado en el pacto de pensiones que firmaron el Ejecutivo, CC.OO. y CEOE-CEPYME el 9 de abril de 2001. En los próximos días, se reunirá la Comisión de Seguimiento del Acuerdo para estudiar las subidas para el próximo ejercicio, informaron fuentes del Ministerio de Trabajo.

Así, las más de dos millones de viudas vieron incrementada la cuantía de su pensión en 2003 en un 4,44 por ciento, ya que la base reguladora de todas las pensiones de viudedad pasa del 46 al 48 por ciento (en 2004 pasarán al 52 por ciento). Esto, junto a la compensación por la desviación de la inflación de 2002 y la revalorización en 2003 supuso un incremento total del 8 por ciento.

Igualmente, las pensiones mínimas de viudedad de menores de 65 años se revalorizaron un 1,5 por ciento por encima del resto de pensiones contributivas, lo que, con la consolidación por la desviación de precios y la revalorización, y el aumento de la base reguladora, supuso un aumento del 10 por ciento.

En cuanto a los beneficiarios de pensiones mínimas de jubilación menores de 65 años, vieron incrementadas sus prestaciones un 1,5 por ciento adicional, con una subida global del 5 por ciento. En el mismo porcentaje aumentaron en 2003 las pensiones de orfandad y en favor de familiares, mientras que las pensiones del SOVI se vieron incrementadas en un 0,5 por ciento adicional y, sumando el porcentaje correspondiente a la desviación de los precios y su revalorización en 2003, en un 4 por ciento.