Lehman Brothers se declara en quiebra y provoca el desplome de la Bolsa española

Se trata del cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos. El BCE inyecta en los mercados 30.000 millones de euros
Por mediatrader 15 de septiembre de 2008

La Bolsa española ha empezado la semana con un brusco desplome tras conocerse la quiebra de Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos y que venía operando desde hacía 158 años. Por otra parte, Bank of America ha comprado Merrill Lynch, otra entidad que atraviesa dificultades.

El Ibex-35 comenzó la sesión con un retroceso del 3,7%, aunque poco después moderaba su descenso al entorno del 3%. El resto de bolsas europeas también han sufrido importantes descensos. El Footsie de Londres perdía un 2,72% y el Dax de Francfort, un 3%.

Las mayores caídas del Ibex han sido para OHL, Técnicas Reunidas y Grifols, con descensos cercanos al 6%. Pesos pesados como Iberdrola y Santander han sufrido pérdidas del 4,8% y de más del 3% BBVA, Endesa, Repsol y Telefónica. Igualmente, bancos medianos, como el Popular, Banesto, Bankinter y Sabadell, han experimentado caídas de entre el 3% y el 4%.

El Ibex-35 comenzó la sesión con un retroceso del 3,7%, aunque poco después moderaba su descenso al entorno del 3%

Las subidas han estado encabezadas por la inmobiliaria Colonial (+3,25%), tras llegar a un acuerdo para la refinanciación de parte de su deuda.

Por su parte, el euro subía hoy en las primeras horas de cotización en Francfort y se cambiaba a 1,435 dólares, frente a 1,417 dólares que marcó el viernes.

El tercero en seis meses

En un comunicado, Lehman indicó que presentará la documentación necesaria para declararse en quiebra ante el tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York para proteger sus activos y maximizar su valor. El banco precisa que ninguna de sus subsidiarias dedicadas a la intermediación de Bolsa se incluirá en la declaración de bancarrota y continuarán operando con normalidad.

Lehman se convierte así en el tercer banco de inversión que desaparece o cambia de manos en seis meses en Estados Unidos, después de que en marzo Bear Stearns obligara a intervenir al Departamento del Tesoro y anoche Bank of America comprara Merrill Lynch por 44.000 millones de dólares (algo más de 30.500 millones de euros).

La quiebra de Lehman se daba por segura después de que el domingo fracasaran las conversaciones entre las autoridades económicas estadounidenseses y representantes de las principales entidades financieras para encontrar un comprador. La situación precipitó no sólo la compra de Merrill Lynch, sino también una serie de iniciativas privadas y públicas para intentar proteger el sistema financiero de las consecuencias de la quiebra.

Lehman se convierte así en el tercer banco de inversión que desaparece o cambia de manos en seis meses en Estados Unidos

Un grupo de diez bancos internacionales, entre los que están el propio Bank of America, Barclays, Deutsche Bank y UBS, anunciaron anoche la formación de un fondo que servirá de garantía para el sistema financiero. Cada uno de los bancos participantes aportará 7.000 millones de dólares.

Inyección de 30.000 millones

Para calmar los mercados financieros, el Banco Central Europeo (BCE) ha inyectado de manera extraordinaria 30.000 millones de euros. Igualmente, el Banco de Inglaterra ha anunciado la inyección de 5.000 millones de libras (unos 6.300 millones de euros) extra.

El BCE ha asegurado que «observa muy de cerca las condiciones en el mercado de dinero del euro» y está preparado para contribuir a su funcionamiento tras la quiebra de Lehman Brothers. Por ello ha inyectado esos 30.000 millones de euros a un tipo de interés marginal del 4,30% y con vencimiento a un día. En la subasta de ajuste han participado 51 bancos comerciales de la zona euro.

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB) cree que las entidades financieras de nuestro país no se verán afectadas por la quiebra de Lehman, aunque reconoce la gravedad de la situación.

Según un portavoz de la patronal bancaria, si las autoridades estadounidenses han dejado caer a este banco de negocios es porque confían en que pueden mantener la situación bajo control.