Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Elegir el sistema de calefacción más adecuado para nuestro hogar

Calefacciones individuales, colectivas, de condensación, de suelo radiante... Instalar el sistema más apropiado puede suponer un importante ahorro de energía y dinero.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 octubre de 2004
Básicamente se distinguen cuatro tipos de calefacción:

A.- De caldera con radiadores de agua: Pueden ser individuales o colectivas. Las colectivas presentan varias ventajas:

- El rendimiento de las calderas grandes es mayor.

- El combustible es más barato al comprar colectivamente grandes cantidades.

- El coste de la instalación total es inferior a la suma de lo que costarían las individuales.

- Los contadores permiten adaptar las necesidades a cada vivienda y que cada vecino pague sólo lo que consume.

Las individuales pueden ser estándar o de condensación. El rendimiento de estas últimas es superior, consiguiendo ahorros del 25%. Su coste inicial es más del doble pero la inversión se recupera con el uso, más rápidamente cuanto más frío es el clima.

B.- De caldera con suelo radiante.

Los radiadores se sustituyen por tubos colocados en el suelo de la vivienda. Su principal ventaja es el ahorro, ya que basta calentar el agua a unos 40 grados para que el sistema funcione. Su principal desventaja es que tarda mucho tiempo en calentar la casa a la temperatura deseada.

C.- Calefacción eléctrica por acumulación.

Se basa en acumuladores que calientan material refractario mediante resistencias eléctricas aprovechando las horas nocturnas. Por tanto, es necesario contratar la tarifa nocturna, donde el precio del kilovatio/hora es más barato, casi la mitad, aunque hay que tener en cuenta que la electricidad consumida por el día se encarece ligeramente. Además, la recarga se ajusta la noche anterior por lo que, al día siguiente, corremos el riesgo de tener demasiado calor o habernos quedado escasos de temperatura.

D.- Calefacción eléctrica por sistemas directos.

Son los conocidos radiadores y convectores. Son los sistemas más adecuados para viviendas pequeñas que no cuentan con sistemas de calefacción colectivo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto