Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La necesidad del presupuesto

Elaborar un presupuesto permite administrar tus recursos económicos con mayor efectividad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 21 junio de 2002
¿Cómo saber si estás haciendo gastos innecesarios? ¿De qué manera puedes conocer tu nivel de ahorro mensual? ¿Cómo decidir cuántos euros destinar a las partidas de vivienda, alimentación o ropa? La respuesta es fácil: haciendo un presupuesto que no es más que un cálculo anticipado de los gastos que deberán realizarse y de los ingresos que se percibirán a lo largo de un periodo determinado.

Se trata, por tanto, de un instrumento de planificación sumamente útil. Al fin y al cabo, un presupuesto no sólo permite determinar acciones futuras sino también detectar los problemas que pudiera haber en tus hábitos de consumo, ya que muestra claramente cómo estás utilizando el dinero.

Realizar un presupuesto familiar simplemente consiste en elaborar un listado de todos los gastos que se efectúan al mes; en confeccionar otro listado de los ingresos que se perciben y, finalmente, en restar la suma de los gastos del total de los ingresos. La diferencia debería ser la cantidad que ahorras. Una vez que estén todos incluidos, evalúa tus gastos, define el nivel de ahorro que quieres mantener mes a mes y, en función de esa cifra, ordena tu gastos.

Es preciso saber cuáles son los ingresos (sueldos, rentas, etc...) para poder determinar cuánto ha de gastarse en cada categoría (alimentación, transporte...). Sin un presupuesto se corre siempre el riesgo de gastar más dinero de lo debido en algunas categorías y descuidar otras, quizás de mayor importancia. Hacer un presupuesto te ayudará a tener claros los gastos mensuales de los que eres responsable y saber con exactitud dónde y cómo gastas tu dinero.

Hacer una evaluación de los gastos que has realizado en meses anteriores te ayudará a formarte una idea de los gastos que deberás afrontar en el futuro. Además, un presupuesto es una ayuda fundamental para, por ejemplo, definir un porcentaje de ahorro mensual, o planear los pagos de deudas pendientes.

En materia de gastos lo principal es establecer prioridades. Para lograr un presupuesto fiable, debes tratar de anotar todos los gastos que realices, por pequeños que parezcan. Es importante hacerlo porque ocurre con frecuencia que los gastos que se realizan diariamente, y que a simple vista parecen insignificantes, terminan por sumar un montante considerable. Si después de llevar un análisis detallado de tus gastos primarios y secundarios, resulta que la cantidad que gastas excede a tus ingresos, deberás hacer un recorte, empezando por aquellas categorías menos importantes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones