Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Planchado a domicilio

Estos servicios ahorran tiempo, pero cuestan entre 0,65 y 4 euros por prenda, más un suplemento de 15 euros por hora si se realizan en el propio hogar

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 septiembre de 2007

Planchar es una de las tareas domésticas que más desagrada realizar a los españoles, aunque a la mayoría le gusta lucir su ropa ”lisa como una tabla”. Quienes no disponen de ganas ni tiempo para dedicar a la tarea de planchar tienen la solución idónea en empresas especializadas en dejar la ropa sin una sola arruga. Las opciones son variadas: bien llevar la ropa a un establecimiento para que le quiten las arrugas, bien contratar la variante de planchado a domicilio, por un precio que oscila entre 0,65 y 4 euros por prenda.

Recogida en el propio domicilio y entrega 48 horas después. Así funcionan muchas de las empresas dedicadas al planchado de ropa, que incluyen de manera habitual el servicio de transporte gratuito, aunque en ocasiones cobran un suplemento que varía entre 10 y 15 euros. Hay otra opción: las compañías envían al domicilio a un profesional con todas las herramientas necesarias para el planchado en el propio hogar y se ajustan al día y hora que resulte más conveniente al cliente, en la franja horaria tradicional, de 8 a 22 horas, y de lunes a sábado.

Las empresas que ofrecen cualquiera de ambas opciones de planchado a domicilio pueden ser de dos tipos:

  • Compañías especializadas en la limpieza integral del hogar: brindan este servicio entre otros muchos. Son, sobre todo, lavanderías o tintorerías que quieren ampliar el abanico de su oferta.

  • Pequeños negocios integrados por grupos de amas de casa que han encontrado un empleo en la realización de esta tarea.

El precio por un pantalón oscila entre 1,20 y 1,50 euros, mientras que el las camisas es de 1,20 a 1,80 euros

El perfil del cliente que demanda esta prestación es bastante amplio. Los usuarios van desde los hombres que viven solos, hasta parejas en las que los dos cónyuges trabajan, o familias numerosas y ancianos. La mayoría solicita este servicio asociado a un trabajo de limpieza integral con una frecuencia semanal, aunque hay quienes tan sólo piden el servicio de planchado, por lo general cada 15 días.

Recogida y entrega a domicilio

La modalidad más común del planchado a domicilio engloba la recogida y entrega de la ropa en la casa del cliente a la hora y el día que éste prefiera, aunque tiene el inconveniente de que se entrega 48 horas después.

Es la opción más segura y de mayor calidad porque es un servicio que ofrecen, sobre todo, tintorerías o centros de lavado y planchado que utilizan sistemas avanzados para quitar las arrugas a la ropa. En esta modalidad hay también particulares y pequeñas empresas que se anuncian como planchadores profesionales a través de la web, aunque es habitual que sólo cuenten con planchas tradicionales.

El pago del planchado y el servicio a domicilio se efectúa en el momento de entrega de la ropa

La recogida y entrega a domicilio es gratuita en la mayoría de los casos, aunque algunos negocios llegan a cobrar entre 10 y 15 euros adicionales, en función de la zona en la que se encuentre el hogar del cliente. También hay compañías que prestan el servicio sólo si el número de prendas que se van a planchar es superior a cinco. En el caso de que sea una pieza puntual, la entrega en casa puede costar entre 2 y 4 euros de suplemento extra por cada prenda.

El plazo de entrega de la ropa planchada es de 48 horas. Si un cliente desea que se le entregue la ropa en sólo 24, algunas empresas cobran, de manera adicional, entre 0,50 euros y 0,80 euros por pieza, según el tipo de prenda.

El pago del planchado y el servicio a domicilio se efectúa en el momento de entrega de la ropa. La mayoría de empresas sólo acepta pagos en efectivo.

Los precios

Los precios varían según el número y el tipo de prenda. Los pantalones tienen un coste medio que oscila de 1,20 a 1,50 euros por prenda, mientras que el de las camisas varía de 1,20 a 1,80 euros. Lo más caro es el planchado de gabardinas, abrigos, cazadoras y fundas nórdicas, que pueden costar entre 3 y 4 euros cada una. Por el contrario, entre las prendas más económicas, figuran los paños de cocina y la ropa infantil.

Es habitual que el servicio de plancha en casa sea más caro, ya que las empresas cobran, además de por pieza, por la estancia del profesional en el hogar, cuya hora de trabajo ronda entre 15 y 20 euros.

En busca del mejor servicio

Al elegir un servicio de planchado a domicilio es fundamental la empresa que se contrata: las de limpieza integral, las lavanderías o tintorerías que disponen de este servicio o que cuentan con página web y varios años en activo, son las más fiables. En cuanto a las tarifas, hay que tener claro que la comodidad tiene un precio y que es un servicio caro en cualquiera de sus modalidades.

Para quienes deseen contratar esta prestación sin tener que sacar la ropa de su hogar, hay empresas especializadas que llevan más de una década de trayectoria, como Clean & Iron, que además presta otros servicios de limpieza integral, aunque sólo en Gerona, Ibiza, Barcelona, Marbella o Valencia. También destaca www.vestahogar.com, que brinda esta prestación a clientes de Murcia, Molina de Segura, Alcantarilla, Alguazas y Las Torres de Cotillas, así como The Clean House, que funciona en Toledo, Barcelona, Getafe, Madrid y San Sebastián de los Reyes.

En cuanto a las opciones de recogida y entrega a domicilio, hay una gran variedad de negocios, como www.teloplancho.com, que presta servicio en Barcelona; www.planchadora.com o www.plisplas.com, que funcionan en Madrid y su periferia; o www.planching.com, que opera en Valencia y alrededores.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones