Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Trucos para vender tu ropa usada

Para vender tu ropa usada en tiendas de segunda mano o Internet, debes seleccionar las prendas con cuidado, conservarlas en perfecto estado y ajustar un precio competitivo

trucos vender ropa usada Imagen: ViewApart

¡Vaciar el armario y llenar el monedero! Conseguir este doble objetivo es fácil si te decides a vender la ropa usada que ya no utilizas, pero que aún se encuentra en buen estado. ¿Cómo y dónde deshacerse de los viejos pantalones o de esa chaqueta que te pusiste solo unos días y, de paso, ganar dinero? En este artículos te indicamos cómo debes seleccionar y cuidar las prendas antes de tratar de venderlas, y a qué precio puedes tasarlas. Además, te damos pistas sobre cómo ponerlas a la venta, ya sea en casa, en tiendas de segunda mano o a través de Internet.

Cómo vender mi ropa usada, tips y trucos

Los españoles desechamos casi un millón de toneladas de ropa usada cada año, según la Asociación Ibérica de Reciclaje Textil. El exceso de residuos llevó a la Unión Europea en 2018 a aprobar distintas medidas para adecuar la legislación de residuos a los retos del futuro y se prevé, por ejemplo, que en 2025 al menos el 55 % de los residuos domésticos —entre los que destaca el textil— estén destinados a reciclaje.

Sin duda, reciclar la ropa es una muy buena opción, pero también es posible reutilizarla y, de paso, conseguir un dinero extra. No es muy difícil sacar provecho de cada cambio de estación y vender las prendas usadas. Aunque en principio no sepas por dónde empezar, te resultará muy sencillo si tienes en cuenta los siguientes consejos:

➡️ Revisa a fondo el armario

¡No hay que engañarse! Revisar el armario lleva su tiempo y puede resultar una labor tediosa, pues hay que revisar todo lo que tengas acumulado, ya sea ropa, zapatos o complementos.

Para empezar, conviene separar las prendas en montones: uno de diario, otro de fiesta o especial, otro de ropa que lleva en el armario mucho tiempo y hace más de un año que no se utiliza, otro de prendas que se tiene claro que no se quiere emplear, etc. Con los zapatos y complementos, es posible hacer lo mismo. De este modo, será más fácil hacer después la selección y no pasar nada por alto.

➡️ Selecciona muy bien qué vender

Hay una máxima: "Si una prenda lleva más de dos años en tu armario sin usar, nunca más vas a ponértela". Es el momento de deshacerse de ella, a no ser que sea un vestido, chaqueta o abrigo de gran calidad y diseño y sepas con seguridad que las usarás en algún momento (aunque lo cierto es que las prendas especiales y de calidad son, precisamente, las que tienen una venta asegurada).

Si son chaquetas, blusas, pantalones o zapatos que siguen nuevos pero de los que ya estás cansado, ¡hay que sacarlos del armario! Y, de paso, puedes obtener un beneficio que puede ayudar a llegar más desahogado a fin de mes.

Cómo puedo vender ropa usada Imagen: henks

➡️ Limpia y plancha bien la ropa usada

Tras decidir qué ropa quieres vender, hay que revisarla a conciencia. No valen las prendas con manchas, botones sueltos, pequeños desgarros... aunque sean modelos preciosos. Los compradores buscan prendas que estén como nuevas, por lo que no te comprarán nada en mal estado. Tampoco las tiendas de segunda mano están interesadas en ropa con apariencia de usada.

Hay que lavarlas, plancharlas y remendar lo que haga falta para que su estado sea impecable y parezcan casi nuevas. Puede que gastes un poco en tintorería o arreglos, pero seguro que el resultado compensa.

➡️ Pon un precio competitivo

Después, hay que decidir un precio. No es sencillo, pero, según señalan en la tienda de ropa usada Milmodelitos, un importe orientativo es la mitad de lo que en su día costó. Siempre que no sea una prenda muy interesante o de máxima calidad; en ese caso, es posible ponerle un precio un poco más elevado. Por el contrario, si ves que te cuesta venderla, lo mejor es rebajar su importe.

➡️ Cuida los detalles

Si la vendes directamente a un comprador, busca un bonito papel para envolverla, pon una etiqueta y una bolsa bonita. Los pequeños detalles marcan la diferencia y, en caso de que quieras vender más prendas, es fácil que recuerden tu paquete antes que otros más comunes.

Vender ropa usada por Internet

Es una de las maneras más efectivas de vender la ropa que ya no se utiliza. Para ello:

  • Hay que hacer fotografías de cada pieza y subirlas al perfil de la red social (tanto la prenda solo, como con ella puesta, para que el efecto sea más real).
  • Se debe hacer una breve descripción.
  • Debes poner el precio estimado.
  • Después, tienes que darle publicidad en redes para acordar las ventas.

Además, hay numerosas plataformas de segunda mano que gestionan la venta de ropa usada como Vinted, Yanomelopongo, Segundalia... Aunque muchas páginas exigen comisión por la venta, también las hay gratuitas que no piden nada a cambio. Su funcionamiento es muy sencillo: hay que registrarse en la web, enviar fotografías de la prenda con un breve comentario y fijar un precio. En algunos de estos sites es posible interactuar con la persona interesada en adquirir la ropa, que puede comentar sus dudas para que le des más detalles de las prendas.

Vender ropa en tiendas de segunda mano

También es posible deshacerse de la ropa usada y sacar algo a cambio, si la vendes a una tienda de ropa de segunda mano. Para ello, es importante que llames antes a las tiendas para informarse sobre el tipo de productos que aceptan en este momento (prendas para el otoño, para mujer, para niños...) y dar las marcas específicas que se tienen. Si en ese momento no aceptan nuevos productos, puedes preguntar en qué fecha es posible acudir con tus piezas usadas.

Otra manera de vender en una tienda de ropa usada es dejarla en depósito y que la tienda se lleve una comisión si se vende. Al dejar allí las prendas, la tienda se lleva un porcentaje de la venta, que a veces es muy elevado (el 50 %). Sin embargo, sacas más que si las dejas sin utilizar en el armario.

Vender ropa usada en casa

Una buena manera de vender la ropa usada es mediante la venta particular. Se puede hacer en tu propia casa o, si tienes la suerte de disponer de un local o conocer a alguien que disponga de uno, celebrar una venta allí. En este caso, es muy importante comunicárselo a la máxima cantidad posible de familiares y amigos, para que den propaganda al evento. Para abrir las puertas de tu hogar y recibir a los potenciales compradores, se pueden aprovechar los sábados o domingos.

También puedes recurrir a los anuncios por palabras. Aunque parezcan pasados de moda, estos anuncios aún tienen seguidores, en especial en las publicaciones impresas de las localidades pequeñas. Igual que se vende una moto scooter o un aspiradora, se puede anunciar la venta de ropa usada de calidad y buen precio.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones