Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Empresas de Trabajo Temporal

En España los trabajadores cedidos por una ETT ganan lo mismo que los de plantilla

Los contratos de las ETTs

De cada 100 personas empleadas en España, 67 tienen un contrato fijo, 32 un contrato temporal y una es contratada a través de una ETT. El índice de penetración de los contratos temporales realizados a través de estas empresas en nuestro país se sitúa en el 0,8% de la población activa. La media de la Unión Europea está en el 1,6%, el doble, según datos ofrecidos por la Empresa de Trabajo Temporal Adecco.

Desde el verano de 1999, cuando se aprobó por ley la equiparación salarial del empleado contratado mediante una ETT con los sueldos de las empresas usuarias, el trabajador contratado por una ETT cobra lo mismo por su trabajo que cualquier otro en plantilla. Sin embargo, los contratos de “puesta a disposición” – que así es como se llaman- de estas agencias de contratación privada se asocian a ciertas prácticas abusivas.

Según Sara Baeza, Directora de Comunicación del Grupo Adecco, “esto se deriva de la falta de conocimiento de cómo funcionan estas empresas y es fruto del convenio propio firmado cuando se crearon las ETTs, allá por 1994, por el que se contrataban empleados por debajo del precio del sector al que iban destinados”.

En aquellos años, los elevados índices de desempleo “justificaron” el que las ETTs se financiaran mediante la contratación de mano de obra barata, en ocasiones por debajo de la mitad del salario marcado por el convenio del sector al que iban destinadas. El beneficio de estas empresas procedía, de alguna manera, de la precariedad del empleado. Hoy, los honorarios que perciben las ETTs responden a sus servicios de selección, formación, reclutamiento y puesta a disposición y son pagados por la empresa usuaria. Es decir, la empresa final tiene que pagar a la agencia de colocación un plus por cada empleado y éste cobra -con nómina en la ETT- el mismo salario que sus compañeros de la empresa en plantilla.

Pero todavía permanecen las reticencias de los sindicatos frente a las ETTs, sobretodo por la provisionalidad de sus contratos. De todas formas, en cuanto a la pregunta de si es mejor trabajar para una ETT o para la empresa usuaria directamente, la secretaria de la Ejecutiva Confederal de UGT, Josefa Solá, responde que “depende de la empresa de trabajo temporal y de la empresa en la que el trabajador prestará sus servicios”. Lo único que varía es que para el trabajador de la ETT no cuenta como antigüedad el tiempo trabajado en la empresa usuaria y para el resto de la plantilla, sí. “No obstante, que te contrate y te pague una ETT y el hecho de que se apoye la relación laboral a través de este tipo de empresas es, a la larga, una manera de justificar que la temporalidad sea la norma y la contratación indefinida, la excepción”, según Solá

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 4]
  • Ir a la página siguiente: Tipos de contrato »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones