Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

El desciframiento del cromosoma 22 del chimpancé pone de manifiesto la similitud de estos primates con los humanos

Las diferencias entre ambas especies se reducen a un 1% de la secuencia de ADN

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 mayo de 2004
Img chimpanceEl genoma del ser humano y el del chimpancé son prácticamente iguales, pese a que hace cuatro millones de años, en el corazón de África, ambas especies siguieron caminos evolutivos separados. En concreto, las diferencias entre ambas especies se reducen a un 1% de la secuencia de ADN, lo que indica que sutiles disparidades genéticas están en el origen de las diferencias cognitivas y morfológicas existentes entre los humanos y esos primates.

A finales del pasado año, un consorcio estadounidense publicó el primer borrador del genoma del chimpancé, un paso de gigante para descubrir las bases moleculares que nos han hecho tan diferentes. Pero la tarea no será sencilla, según se desprende del análisis efectuado por un grupo de científicos japoneses tras descifrar con un apreciable nivel de precisión el primer cromosoma de chimpancé, el número 22, y compararlo con su homólogo en los humanos, el cromosoma 21.

Según detallaban ayer estos investigadores en la revista "Nature", la secuencia de ADN de ambos cromosomas fue comparada, unidad por unidad, constatando un gran parecido estructural. Un 1,44% del cromosoma 22 del chimpancé consiste en sustituciones de una sola unidad, además de cerca de 68.000 inserciones o deleciones.

Sin embargo, esas diferencias tan pequeñas en el material genético son suficientes para generar proteínas diferentes en humanos y chimpancés. El 83% de los 231 genes localizados en ese cromosoma de primate codifican proteínas que a nivel estructural (la secuencia de aminoácidos) resultan muy diferentes para ambas especies.

También se hicieron análisis para comparar la expresión de los genes humanos y de chimpancé en dos tejidos. Aquí se observaron variaciones significativas en un 20%. A tenor de estos resultados, el investigador francés Jean Weissenbach matiza que las diferencias genómicas entre chimpancés y humanos son mucho más complejas de lo esperado.

Si lo observado en el cromosoma 22 se repite en el resto de su genoma, pueden existir miles de genes que se expresan de forma diferente o que producen proteínas estructuralmente distintas en los seres humanos y los chimpancés, según Weissenbach.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones