Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Mascotas > Perros > Alimentación

La alimentación del perro: siete preguntas habituales con respuesta

Saber la cantidad de pienso adecuada o cuándo cambiar la comida del cachorro a la de adulto son algunas de las dudas más frecuentes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 28 febrero de 2013

¿Qué cantidad de pienso le doy a mi perro?, ¿cuándo cambio el alimento de cachorro por el de adulto?, ¿le puedo ofrecer comida casera al perro? Son algunas de las preguntas habituales sobre la alimentación del perro. Este artículo ofrece respuesta a siete de las preguntas más frecuentes entre los dueños de canes.

Imagen: mrbbking

1- ¿Cuánta comida le doy a mi perro?

Las tablas unificadas de cantidad de alimento para perros no existen. La razón es que "cada can, según su edad, tamaño, peso y actividad física necesita unas cantidades de pienso diario diferentes", según Roberto Elices, experto en nutrición animal y profesor de la Facultad Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

La cantidad de alimento que necesita el perro se calcula en función de su peso y tamaño

La mejor referencia para ofrecer la cantidad de pienso adecuada para cada perro es el veterinario. Las etiquetas del pienso para animales incluyen orientaciones sobre la cantidad de alimento y raciones que es recomendable ofrecer al perro.

Las gamas altas de pienso son productos de mayor calidad. Estos piensos especifican el número de raciones diarias (lo habitual son tres) y adjuntan en sus productos un recipiente medidor del alimento.

2- ¿Cuándo cambio el alimento de cachorro por el de adulto?

El momento adecuado del cambio de alimento de cachorro a adulto supone, según el veterinario Imanol Sagarzazu, una de las dudas habituales entre las personas que conviven con un can.

El cambio de alimento de cachorro a perro adulto se hace cuando acaba su crecimiento

El cambio de alimento es necesario cuando el crecimiento del can se ha completado. No obstante, cada perro crece a un determinado ritmo, según su raza: los huesos de un yorkshire no crecen a la misma velocidad que los de un mastín. Un perro de talla grande se desarrolla de manera más lenta que uno de tamaño pequeño.

Las razas caninas pequeñas suelen completar su crecimiento alrededor de los seis meses de edad. Mientras que los perros grandes terminan su fase de crecimiento entre los 12 y los 18 meses de edad. En consecuencia, cada raza necesita el cambio de alimentación de cachorro a adulto, a una edad diferente.

3-¿Le puedo ofrecer comida casera a mi perro?

Los veterinarios expertos en nutrición animal advierten que elaborar de manera correcta cocina casera para el perro implica tener un buen nivel de conocimiento de nutrición. También, un alto grado de compromiso para ser muy estricto en el uso adecuado de los ingredientes y sus cantidades.

Una dieta casera para el perro puede ser equilibrada y adecuada si está bien planteada. Para lograrlo debe estar supervisada por un veterinario, que indique los ingredientes, cantidades y modo de preparación.

Cualquier otro planteamiento juega en detrimento de la salud del perro, que no recibirá el aporte adecuado de nutrientes y vitaminas que precisa para estar bien alimentado.

4-¿Es recomendable que el perro coma entre horas?

Como norma general, lo recomendable es que el perro ingiera sus tres o cuatro raciones diarias de pienso y no coma otros alimentos. No obstante, los premios comestibles cuando se educa al perro se pueden ofrecer al can, de forma moderada.

Imanol Sagarzazu, veterinario y experto en nutrición animal recomienda en este sentido "ofrecer extras de comida al perro para premiarle, como un trozo de colín o alguna galleta canina, sobre todo, cuando es un cachorro y está en proceso de educación".

5- ¿Mi perro es carnívoro?

Imagen: donjd2

Los perros "son omnívoros y no solo carnívoros", explica Sagarzazu. Es decir, las necesidades alimentarias de un can son similares a las de las personas, por lo que precisan nutrientes que le aportan alimentos como frutas, carnes y verduras.

Los piensos caninos contienen los nutrientes que necesita un cánido omnívoro.

6- ¿Los aditivos y conservantes del pienso afectan al can?

La gran mayoría de los alimentos contienen conservantes. Los productos envasados necesitan estos aditivos para mantener el alimento en óptimas condiciones, hasta que se consumen.

Todos los aditivos del alimento envasado del perro están estudiados para que no resulten perjudiciales para su salud. Según Ignacio Arija, "los piensos de los perros están testados para que resulten digestivos y apropiados para sus necesidades nutricionales; y tanto los aditivos como los antioxidantes contribuyen a que sea así".

7- ¿Cómo debe ser la alimentación de un cachorro?

El alimento del cachorro de perro debe tener una mayor concentración de nutrientes, calorías (energía) y proteínas. "Los requerimientos nutricionales del cachorro son muy altos, porque crece muy rápido", dice Arija.

El veterinario debe recomendar el pienso para cachorros que es más recomendable para el can, según su tamaño, peso y raza. "Lo ideal es que el cachorro crezca a un ritmo adecuado y no acelerado, para evitar problemas como la displasia en el caso de razas grandes", recomienda Arija.

Tres errores habituales con la alimentación del can

  • 1. Ofrecer sobras o añadir alimentos a la dieta habitual del perro. Ofrecer al perro restos de alimentos o sobras puede tener graves consecuencias para la salud de animal. Puede provocar obesidad y trastornos gastrointestinales.

  • 2. Usar medidores inadecuados para calcular las raciones de pienso. El uso de tazas o vasos no es apropiado para calcular la cantidad de alimento para el perro. El experto en nutrición animal y veterinario, Roberto Elices recomienda ser exhaustivo: pesar el pienso y usar medidores adecuados.

  • 3. Humanizar las necesidades alimenticias del perro. El can es un animal omnívoro como las personas, pero no tiene sus mismas necesidades alimenticias.

    Crece y se desarrolla a un ritmo más rápido que los humanos (su ciclo vital es más corto). Elices considera «un error adaptar al animal a las costumbres y gustos alimentarios de los dueños».

    Incluso hay alimentos humanos que resultan tóxicos para el can, como el chocolate, la cebolla o la carne de cordero.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto