Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Álvaro Guerrero, presidente de Acción por el Mundo Salvaje

España es la última oportunidad para muchas especies que han desaparecido de Europa

La ONG Acción por el Mundo Salvaje (AMUS) trabaja desde 1995 para mejorar el estado de conservación de las especies y sus hábitats. Su Centro de Recuperación de Fauna Salvaje en Villafranca de los Barros (Extremadura) se ha convertido en un “referente europeo”, en palabras de su presidente, Álvaro Guerrero. Por estas instalaciones, una de las pocas que sobreviven en España, pasan especies emblemáticas en peligro de extinción. Y gracias a este centro se ha conseguido reintroducir especies en otros países europeos que habían desaparecido. Para continuar la labor de conservación, Guerrero propone “enamorar” a los políticos de las ventajas de esta tarea y que los ciudadanos nos involucremos más en proteger un patrimonio que es de todos.

¿Cuáles han sido los logros más destacados de AMUS?

Hemos convertido un hospital de fauna salvaje en un referente europeo para especies en peligro, como el buitre negro, el águila perdicera o el milano real, y por nuestros programas de reintroducción y cautividad.

¿Ha habido alguna especie a la que hayan dado el empuje suficiente para su salvación?

Extremadura y España es posiblemente la última oportunidad para muchas especies que han desaparecido de la Vieja Europa, especies emblemáticas como el buitre negro, la cigüeña negra o el águila imperial. Gracias a nuestro trabajo hemos llevado especies a otros lugares donde han desaparecido, como el buitre negro en Francia o el buitre leonado en los países balcánicos. Es un proyecto ecológico y también solidario con los países que han perdido estas especies. Es un trabajo en red e interinstitucional europeo. Los primeros resultados están llegando ya para una asociación que ha soportado grandes crisis y ha sabido readaptarse para una conservación más internacional.

¿Cómo calificaría el estado de conservación de la naturaleza salvaje en España?

“No ha habido en el mundo un movimiento de conservación de la naturaleza como el de España”De uno a diez se le puede dar un ocho, porque reúne unas condiciones únicas en toda Europa, con especies que no encuentras en otros sitios. Si vas al Parque Nacional de Monfragüe, hay un montón de gente de otros países, como Alemania, Finlandia o Rusia, viendo al águila imperial. En otros países no lo veo. No hemos hecho las cosas tan mal. No ha habido un movimiento de conservación de la naturaleza como el de España en ningún otro rincón del planeta.

¿Se debe entonces a la labor de organizaciones conservacionistas como la suya?

Sin duda. Nosotros solo llevamos dos décadas, pero ha habido mucha lucha social por parar proyectos que iban a dañar hábitats, especies, etc. Hay mucha gente muy implicada en la conservación de la naturaleza. No hay nada parecido en Europa. Por eso lo que tenemos ahora es fruto de ese esfuerzo. A la Administración la convenció el movimiento social de que tenía que haber normativa ambiental, leyes para la conservación de la naturaleza.

Sin embargo, diversos expertos ambientales se quejan de la falta de medios para la conservación de la naturaleza. ¿Por qué no se invierte más?

Una cosa no quita la otra. Vivimos en una época de profunda recesión, donde se recorta en educación, sanidad, y se podría pensar que a nadie le interesan los bichos. Sin embargo, a nuestra asociación nunca le ha ido tan bien como ahora. La gente tiene que luchar más, agruparse más. Hay que aliarse con tu rival en un momento como el de ahora. La mayoría de los centros de recuperación se han cerrado, se ha llegado a unos mínimos inaceptables, pero hay que apretar las tuercas a los políticos.

¿Cómo habría que convencerles para que inviertan en naturaleza, que no es un despilfarro en época de crisis?

“Hay que se enamorar a los políticos del trabajo de conservar la naturaleza”Ha habido un error de base en nuestra aproximación a los poderes públicos, siempre presionando. Hay que seducirles, convencerles, enseñarles, que se enamoren del trabajo que hacemos, de la repercusión social, económica, mediática, cultural que tiene conservar la naturaleza, la fauna, nuestros paisajes, ríos, etc. Además de que tienen que hacerlo por obligación, por la propia normativa. Nosotros llevamos 20 años intentando convencer a los distintos gobiernos, y lo hemos conseguido ahora. Es una carrera de fondo, con tenacidad, paciencia y, sobre todo, haciendo las cosas bien.

¿Cuánto cuesta mantener un hospital de animales como el vuestro?

180.000 euros al año para nóminas, facturas de luz, agua, coches, medicamentos, comida, todo.

¿Y los centros que han cerrado no pueden permitírselo?

El 98% de los centros españoles son públicos, dependen de los gobiernos. Solo quedan tres centros privados en España. Nosotros somos uno de ellos.

¿Cuáles son las especies que se encuentran en mayor peligro?

Por defecto profesional me iría a las grandes, como el águila real, el buitre negro o el lince ibérico. Pero hay otra microfauna que está muy amenazada y nadie repara en ella, como mariposas, libélulas, invertebrados, pequeños pájaros, etc.

¿Qué debería hacerse para evitar su desaparición?

“Todos podemos hacer miles de cosas para conservar la naturaleza; y si las hiciéramos, todo cambiaría”Tener una visión más integradora, respetuosa… los gobiernos deberían ser más sensibles. Habría que combatir la agricultura intensiva, que está generando un gran impacto en el ambiente, grandes descalabros en muchas especies.

¿Qué podemos hacer los ciudadanos para contribuir a la conservación de las especies y sus hábitats?

Deberíamos mojarnos, implicarnos por ser más respetuosos con el medio ambiente, por apadrinar especies en peligro, por un consumo más racional, más solidario. Todos podemos hacer en nuestras casas miles de cosas; y si todos las hiciéramos, todo cambiaría. Y exigirles a nuestros políticos que hagan lo que prometen.

Lee más artículos sobre biodiversidad. Sigue el canal de Medio Ambiente en Twitter @E_CONSUMERma y a su autor @ecienciacom.


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones