Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Cecilia Barrera, Fundación Vida Sostenible

La administración no puede subvencionar actividades dañinas para el medio ambiente y pedir buena conducta a los ciudadanos

Fundación Vida Sostenible nace en 2003 con el objetivo de potenciar los estilos de vida sostenibles entre la sociedad. Su página web ofrece gran cantidad de información y servicios para que ciudadanos, empresas o administraciones puedan implicarse en este sentido. Así, se pueden realizar encuestas interactivas para poder reducir nuestra huella ecológica; Recorridos virtuales por alternativas que permitirían conseguir un mundo más sostenible; Mapas con millares de recursos clasificados; e incluso un Observatorio de la sostenibilidad con información seleccionada y actualizada permanentemente. Asimismo, los responsables de la Fundación han desarrollado otras webs, como "La ruta de la energía" o "Energía renovable para tu hogar", para potenciar el uso ecológico de la energía. Cecilia Barrera Gamarra (Potosí, Bolivia, 1974) es la responsable de coordinar todos estos contenidos en la web de la Fundación. Abogada por la Universidad Católica Boliviana, posee una Maestría en Derecho Empresarial Corporativo por la Universidad Humanitas en México, D.F., y un Master en Política y Gestión Medioambiental por la Universidad Carlos III de Madrid.

¿Qué pueden hacer los consumidores para llevar un estilo de vida sostenible?

La principal buena práctica es, sin duda, pensar en que somos compradores responsables. Esto significa escoger productos con menos envoltorios y envases, buscar alimentos de agricultura ecológica, fijarse en la información que contienen las etiquetas, optar por la compra de electrodomésticos de mayor eficiencia energética (los de tipo A y A+), buscar productos con certificación ambiental, evitar los productos contaminantes o que utilicen prácticas dañinas con el medio ambiente.

¿Qué principales avances y retrocesos ha detectado su Observatorio de la sostenibilidad?

El avance principal tal vez sea el de la conciencia pública: Se detecta un ciudadano preocupado por la situación general de crisis ambiental y social, y que reclama soluciones eficaces en profundidad, no meramente cosméticas. Esto ha venido principalmente de la inmensa popularidad que ha alcanzado el problema del cambio climático y sus posibles consecuencias negativas para nuestro estilo de vida.

Aspectos claramente insostenibles en nuestra vida: depender de un petróleo lejano e inseguro, el «pánico hídrico» o la completa insostenibilidad del transporteEn cuanto a cosas que no van bien, se trata de aspectos claramente insostenibles en nuestra vida que derivan de un modelo que es necesario cambiar, pero que parece inamovible: por ejemplo, depender de un abastecimiento petrolero lejano e inseguro, sujeto a periódicas crisis que afectarán profundamente a nuestro bolsillo. Otro ejemplo es el «pánico hídrico» que nos afecta cada pocos años, en coincidencia con las periódicas sequías, o la completa insostenibilidad del transporte (actualmente llamado movilidad).

¿Se informa correctamente sobre la sostenibilidad?

La información acerca de la sostenibilidad no sólo refleja los problemas reales y acuciantes, sino que se va produciendo en ciclos. Por ejemplo, cuando estamos en proceso de sequía prolifera la información y campañas por el ahorro y consumo eficiente; con los embalses llenos la información acuífera versa sobre las batallas políticas por el control, la distribución y el uso. Hasta hace unos meses la información en torno al Protocolo de Kyoto giraba sobre las reuniones, acciones, el mercado de las emisiones, las ratificaciones, etc. Poco o nada se informaba sobre el fenómeno del cambio climático, y esta información solía ser tildada de alarmista. Lo cierto es que ahora Europa atraviesa un invierno irregularmente suave, en el África subsahariana persiste la sequía y América del sur está inundada. Estamos en pleno ciclo de alarma por el cambio climático, pero la experiencia muestra que esto puede cambiar en breve por otro tema candente.

¿Qué papel juega Europa en el cambio climático?

Mientras no haya decisiones políticas contundentes que obliguen a los sectores contaminantes a controlar sus emisiones, el problema seguirá creciendoEl cambio climático es un problema global de consecuencias globales. En este tren la Unión Europea es el motor impulsor de las acciones más estrictas en el Planeta, no suficientes obviamente, porque sólo hay 25 países en el mundo dispuestos a pagar y compensar los límites impuestos de gases de efecto invernadero. Las actividades contaminantes de grandes corporaciones privadas, y el sector transportes no incluido en el Protocolo de Kyoto, van a tener problemas para alinearse a los objetivos de éste, y muchas muestran claramente su reticencia. Lo cierto es que nunca van a estar interesadas en ceder sus beneficios de contaminar mientras no haya un control obligatorio, que sea vinculante jurídicamente. El caso es que, mientras no haya decisiones políticas contundentes que obliguen a los sectores contaminantes a controlar sus emisiones, el problema seguirá creciendo.

¿Realmente es incompatible para las empresas ser ecológicas y ganar dinero?

A largo plazo, las empresas más «ecológicas» ganarán indudablemente más dinero que las que no lo sean. El problema está en que a corto o medio plazo la cuenta de resultados se puede ver afectada. Pero casi nunca una empresa quebrará por hacer las cosas bien con el medio ambiente. Lo normal es que se descubra que las medidas a tomar no son tan caras y complejas como se creía, y que le reportan beneficios por otro lado, como en las facturas de agua y electricidad.

Las administraciones son otra de sus áreas de trabajo. ¿Impulsan realmente el desarrollo sostenible?

El papel de la Administración Local es absolutamente crucial para avanzar hacia la sostenibilidadCon las Administraciones Locales pasa más o menos lo mismo que con una empresa. Las legislaciones estatal y comunitaria les obligan a desarrollar la legislación básica partiendo de un mínimo, que marca el inicio de las acciones (programas e iniciativas) en las que se implican las autoridades. Planes ambiciosos llevan a implementar programas con duración extendida, como la Agenda 21 o el Programa GAP (Global Action Plan), en los que la participación ciudadana es básico. Son compromisos conjuntos de autoridades y ciudadanos para concertar, trabajar y poner en marcha iniciativas para mejorar su ciudad y calidad de vida. El papel de la Administración Local es absolutamente crucial para avanzar hacia la sostenibilidad.

Sin embargo, a veces las administraciones no dan ejemplo precisamente. ¿No es así complicado que los ciudadanos se impliquen en llevar una vida sostenible?

Es cierto que, muchas veces, los ciudadanos no reciben mensajes claros de la Administración local. Se les pide que depositen los residuos separados en los contenedores, pero estos están llenos a rebosar y nadie los vacía. O bien se les solicita un ahorro de agua, pero los parques junto a su casa se siguen regando con abundante agua potable.

¿Qué tienen entonces que hacer las instituciones para ser sostenibles?

Ante todo, coherencia y constancia en las acciones económicas, sociales y de comunicación. No subvencionar, por ejemplo, actividades dañinas para el medio ambiente al mismo tiempo que se pide buena conducta a los ciudadanos, o no gastar todo el dinero en una gran campaña de comunicación sin respaldo de acciones concretas que se olvida en seguida.

¿Se está cumpliendo la Agenda 21?

Por lo que sabemos, España es el país con más administraciones implicadas en esta iniciativa. Tal vez sea pronto para calibrar las consecuencias prácticas de este elevado nivel de implicación en la Agenda 21.

¿Qué ofrecen los Mapas de localización de recursos de su Fundación?

Casi nunca una empresa quebrará por hacer las cosas bien con el medio ambienteSon el sitio más visitado por los usuarios, al ofrecer enlaces clasificados por vectores ambientales (agua, energía, residuos, movilidad e interés general); por regiones (CCAA, provincias y municipios); y por canales de interés (Ciudadanos, Empresas, Administración Local y Educadores). Hay 6.000 enlaces a entidades públicas y privadas, a recursos, a programas e iniciativas que se llevan a cabo en España y algunos ejemplos internacionales. Esta información está de tal manera elegida, clasificada y actualizada que permite ahorrar mucho tiempo en las búsquedas. Al mismo tiempo, es una herramienta que promueve una competencia positiva de actitudes entre empresas y entidades locales. Recibimos constantemente solicitudes de las entidades enlazadas para actualizar su información o para incluirlas en los mapas.

¿Qué ciudades, provincias o comunidades autónomas se acercan más al desarrollo sostenible y cuáles se alejan?

Es difícil dar una respuesta taxativa. Hay comunidades que lo mucho o poco que hacen lo tienen puesto en Internet, mientras que otras muy activas no vuelcan su información a la red o es de difícil acceso. Hay una relación muy directa con su situación geográfica y las características de las actividades que se desarrollan en ellas. Las zonas costeras están con los ojos puestos sobre el urbanismo y el paisaje, así como sobre la gestión de la calidad ambiental en los servicios turísticos. Otras están dedicadas a la explotación agrícola y ganadera, y se inclinan por los programas e iniciativas de la gestión de residuos orgánicos y la desertificación de la tierra. Mientras que otras regiones con plantas industriales y nucleares son las que se empeñan por impulsar el IPPC (Prevención y Control Integrados de la Contaminación), por ejemplo. En cualquier caso, se echa en falta una información objetiva basada en indicadores.

Algunos analistas critican el concepto de desarrollo sostenible, al considerarlo inviable en el actual panorama internacional y un lavado de conciencia de los países más desarrollados poco práctico en la realidad. ¿Qué opina al respecto?

Tal vez se pueda responder muy sencillamente: ¿sería mejor que no existiera el concepto? Creemos sinceramente que no.

¿Podría indicarme qué iniciativas van a plantear para los próximos meses?

Se echa en falta una información objetiva basada en indicadoresA muy corto plazo, vamos a implantar y desarrollar tres nuevas iniciativas informativas en la web: Canal Administración Local, Canal Empresas y Canal para la Comunidad Educativa.


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto