Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Da comienzo en la Península Ibérica el ritual de apareamiento de los ciervos

La berrea es el sistema natural de excitación que utilizan los machos para poder cubrir al mayor número de hembras posible

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 26 septiembre de 2005
Desde estos días la Península Ibérica acoge en muchos de sus montes la ceremonia de apareamiento de los ciervos, la berrea. El director-conservador del Parque Nacional de Cabañeros, José Jiménez, explica que la berrea, "nombre que reciben los atronadores bramidos y berridos de los ciervos, no es una llamada del macho dominante para atraer a las hembras, sino un sistema de excitación por el cual los machos son capaces de mantener un alto nivel de ansia sexual".

La emisión y respuesta de bramidos produce un elevado nivel de excitación sexual, lo que permite a los machos dominantes estar permanentemente cubriendo al mayor número de hembras que componen su harén. La berrea, al contrario de lo que algunas personas consideran, no es la llamada del ciervo a las hembras, comenta el director del Parque Nacional de Cabañeros, sino "el sistema natural de excitación de este espectacular animal, que en esta época se puede ver con mayor facilidad en este paraje natural".

Jiménez destaca la intensidad sexual que muestra el ciervo durante el ciclo biológico del apareamiento, que se produce desde mediados de septiembre hasta mediados de octubre, dependiendo, en gran medida, de las condiciones climatológicas que se den cada año. Según Jiménez, el objetivo del ciervo es garantizar la transferencia de genes a las hembras de su harén, a través de una selección natural, lo que provoca enfrentamientos desafiantes entre machos dominantes.

La berrea, reconoce el director del Parque Nacional, "concita el interés de numerosas personas y durante estos días es un buen momento para poder observarla y oírla puesto que está en momento álgido". Jiménez recuerda a todas las personas que quieran observar la berrea que es recomendable hacerlo provistos de prismáticos y cámara fotográficas, y especialmente al amanecer y al atardecer, las horas de mayor intensidad de la berrea.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones