Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El león ya no es el rey de la selva

Los leones podrían desaparecer en pocos años si no se detiene su caza o la pérdida de su hábitat

El rey de la selva podría desaparecer en menos de quince años. La Lista Roja de especies amenazadas considera al león en estado vulnerable, y algunos expertos creen que su situación empeora año tras año. Los cazadores, que pueden pagar unos 100.000 euros por lograr “su trofeo”, la destrucción de su hábitat o la transmisión de enfermedades de otros animales son algunos de los factores que podrían conducir a la pérdida de uno de los grandes iconos animales, culturales y naturales. En este artículo se avanza que los leones podrían extinguirse en menos de 15 años, se explican las razones de su desaparición y se aportan propuestas que ayudarían a salvarlos.

Los leones podrían extinguirse en menos de 15 años

Hace dos mil años, el león se extendía por el continente africano y asiático e incluso en Europa, donde se le pudo cazar en Grecia y Roma hasta su desaparición. Hace 200 años, se calcula que había 1.200.000 leones en estado salvaje en todo el mundo. Tanto el león africano (Panthera leo leo) como el asiático (Panthera leo persica), las dos especies de este emblemático felino, eran los reyes indiscutibles de sus respectivas selvas.

Se pueden pagar unos 100.000 euros para cazar un león macho

En la actualidad, su número oscilaría entre los 18.000 y los 23.000, según diversos estudios, distribuidos en unos pocos países de África y una población de unos centenares de ejemplares en la India.

La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasifica al león como "vulnerable", es decir, todavía no se encuentra en las peores categorías de peligro de extinción. Ahora bien, sus responsables señalan que en solo veinte años se ha producido una reducción poblacional de un 30% aproximadamente en las tres últimas generaciones de leones.

Algunos expertos creen que el león podría alcanzar en poco tiempo las categorías más temidas de la Lista Roja y desaparecer en las próximas décadas. Dereck Joubert, considerado una autoridad mundial en estos grandes felinos, cree que al ritmo actual, y si no se hace nada por remediarlo, el mundo se podría quedar sin leones en diez o quince años.

Y es que en el caso de los leones, su número es engañoso. Del total que quedaría en la actualidad, solo un 20% son machos. Además, al ser animales sociales, cuando se caza a uno, el resto de la manada se resiente. Joubert calcula que la caza de un león puede hacer perder veinte.

¿Por qué desaparecen los leones?

Varios factores contribuyen a la cada vez peor situación de los leones:

  • Caza incontrolada: en Namibia, Sudáfrica, Tanzania, Zambia y Zimbabwe, la caza de leones es legal. Algunas agencias de turismo ofrecen incluso paquetes que combinan los clásicos alojamiento, comida y visitas guiadas con la posibilidad de cazar leones macho. Un cazador puede llegar a pagar unos 100.000 euros por lograr "su trofeo", según Luke Hunter, de la organización conservacionista de grandes felinos Panthera, con sede en Nueva York. Como muchos de estos cazadores son estadounidenses, el año pasado un grupo de organismos ecologistas de este país solicitó a su gobierno que incluyera al león africano en la lista de especies en peligro de Estados Unidos. De esta forma creen que se podría paralizar la importación de leones cazados. Sus responsables estiman que de los 5.663 leones cazados "por deporte" en los últimos diez años, casi el 65% se trajeron a su país.
  • Destrucción de su hábitat: los leones son animales territoriales que necesitan hasta 160 kilómetros cuadrados de territorio para conseguir alimentarse y mezclarse con otros grupos para que la consanguinidad no les afecte. La construcción de carreteras o la extensión de plantaciones y explotaciones ganaderas han disminuido de forma considerable su hábitat y sus presas. Los responsables de estas fincas consideran al león una amenaza para su negocio y no dudan en matarlos con rifles o veneno.
  • Transmisión de enfermedades: algunos animales transmiten sus enfermedades a los leones y causan bajas importantes. En 1994 el moquillo de los perros masai provocó la muerte de más de mil leones en el Parque Nacional Serengueti (Tanzania). Las garrapatas de las mascotas de los indígenas transmiten la babesiosis, una afección similar a la malaria, que también perjudica a los leones.
  • Medicina pseudocientífica oriental: algunos curanderos chinos utilizan los huesos de león como remedios alternativos.

Cómo salvar a los leones

Los expertos creen que la primera medida para salvar a los leones sería prohibir su caza y poner las medidas necesarias para su cumplimiento real. Además, habría que establecer áreas protegidas para que los leones estuvieran a salvo de sus principales amenazas. La inversión económica necesaria para ello no sería muy elevada y se podría conseguir de formas alternativas. La sustitución de las expediciones de caza por safaris fotográficos sería una buena fuente de recursos. La información y concienciación de los ciudadanos también ayudaría en su conservación.

En definitiva, si se extingue el león, además de perder uno de los principales reclamos turísticos de muchos países africanos, desaparecería uno de los grandes iconos animales, culturales y naturales. La selva se quedaría sin su rey.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones