Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El oleoducto Siberia-Pacífico amenaza el lago Baikal, la mayor reserva de agua dulce del planeta

Los expertos rusos aconsejan trasladar el trazado 100 kilómetros al norte

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 febrero de 2006
El lago Baikal, la mayor reserva de agua dulce del planeta, se encuentra amenazado por el proyecto de construcción del oleoducto Siberia-Pacífico. Una comisión oficial de expertos rusos ha desaconsejado el trazado de la tubería que propone Transneft, la empresa dueña de toda la red de oleoductos del país, y sugiere situarlo unos 100 kilómetros más al norte. Pero la última palabra la tiene el Servicio Federal de Control Ecológico, Tecnológico y Nuclear de Rusia (Rostejnadzor).

El oleoducto Siberia-Pacífico es en la actualidad uno de los proyectos más importantes dentro del sector energético ruso, junto al gaseoducto europeo del norte. La conducción deberá llevar petróleo a China y Japón. Las inversiones previstas se sitúan por encima de los 10.000 millones de euros.

Guennadi Chegásov, jefe de la comisión, asegura que en algunos tramos el tendido "pasa a tan sólo 800 metros de la orilla del Baikal". Advierte de que el lago siberiano se encuentra en una zona sísmica, en donde suelen producirse terremotos de entre 8 y 12 grados en la escala de Richter. Este experto está convencido de que un temblor de tierra fuerte rompería la tubería y haría que, por lo menos, "4.000 toneladas de crudo fueran a parar a las aguas del Baikal".

Rostejnadzor debía haber tomado ya una decisión el 25 de enero, pero no lo ha hecho, lo que "es preocupante", señala Chegásov. Serguéi Grigóriev, vicepresidente de Transneft, descarta el riesgo de derramamiento de petróleo por la calidad de los materiales que se emplearán. A su juicio, la comisión de expertos se ha dejado influenciar por los ecologistas.

Con sus 23.000 kilómetros cúbicos de agua dulce, el Baikal, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1996, constituye el 20% de las reservas mundiales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones