En 2030 serán necesarios dos planetas para mantener el estilo de vida actual, advierte WWF

La demanda de la humanidad ha superado en un 30% la capacidad de abastecimiento de la Tierra
Por mediatrader 29 de octubre de 2008

El planeta ha entrado en una crisis del «crédito ecológico». Así lo afirma el último «Informe Planeta Vivo» del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, sus siglas en inglés), documento que analiza distintos indicadores para medir la salud de la Tierra. El informe revela que la riqueza y la diversidad natural continúan decreciendo, a la vez que aumenta el número de países en situación de estrés hídrico.

Elaborado en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres y la Red de la Huella Global, este trabajo, que se publica cada dos años, asegura que la demanda de la humanidad sobre el capital natural ya ha superado en un 30% la capacidad de abastecimiento de la Tierra. De seguir por este camino, en 2030 se necesitarían dos planetas para mantener el actual estilo de vida, advierte WWF.

El estudio analiza, por un lado, el índice planeta vivo, que refleja la evolución de 5.000 poblaciones de 1.686 especies. Este indicador ha descendido un 30% desde 1970 debido principalmente a la deforestación y a la transformación de los usos del suelo en los trópicos.

Por otro lado, el informe mide la huella ecológica, lo que cada persona necesita para cubrir sus necesidades. En este apartado, España ocupa la posición número 12 a escala mundial, con una huella ecológica global de 5,7 hectáreas por persona, lo que significa, según WWF, que necesitaríamos casi 3,5 países más para abastecernos.

En otras naciones, como por ejemplo Estados Unidos, cada ciudadano requiere una media de 9,4 hectáreas globales (4,5 planetas, si la población mundial tuviera patrones de consumo estadounidenses), mientras que los habitantes de China utilizan una media de 2,1 hectáreas por persona (un planeta).

Huella hídrica

Como novedad, el informe analiza también la huella hídrica, el volumen total de agua usada globalmente para producir bienes y servicios consumidos por los ciudadanos. Aquí nuestro país ocupa el quinto puesto a escala mundial.

Como media, cada persona consume 1,24 millones de litros de agua al año (la mitad de una piscina olímpica), aunque esto varía desde 2,48 millones de litros, por persona y año, en Estados Unidos, a los 619.000 litros en Yemen.

James Leape, director general de WWF, señala que «el mundo está preocupado por las consecuencias de haber sobrevalorado sus recursos financieros. Sin embargo, lo que realmente amenaza a la sociedad es la crisis del crédito ecológico causada por infravalorar el capital ambiental, base de la supervivencia y la prosperidad».

Por su parte, Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF/Adena, cree que «si el ser humano tiene la voluntad, encontrará también la forma de vivir con los medios que ofrece el planeta, asegurando a la vez el bienestar de la humanidad y los ecosistemas de los que depende».