Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La explotación de los recursos naturales supera ya en un 20% la capacidad de regeneración del planeta

Un estudio ha intentado cuantificar hasta qué punto la economía mundial incumple el objetivo de desarrollo sostenible

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 25 junio de 2002
El crecimiento sostenible de la economía mundial sólo es posible si se respeta la capacidad regenerativa del amplio conjunto de recursos naturales que ofrece la Tierra a la Humanidad. Sin embargo, un estudio elaborado por científicos de Europa, México y Estados Unidos apunta que la explotación del capital natural del planeta es tan intensa que ya se excede en un 20% la capacidad de renovación anual de los ecosistemas. Las conclusiones de esta investigación reflejan nítidamente el incumplimiento por parte de la Humanidad del concepto de desarrollo sostenible, acuñado por la actual responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ex primer ministra noruega, Harlem Gro Brundtland, durante la preparación de la cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro de 1992.

Este incumplimiento es especialmente manifiesto a partir de la década de los 80, cuando la demanda de recursos comienza por primera vez a rebasar los límites regenerativos de la biosfera. La investigación refleja el "estado de la cuestión" en un momento especialmente oportuno, ya que restan menos de dos meses para la celebración en Johannesburgo (Sudáfrica) de la Cumbre de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, diez años después de la celebrada en Río de Janeiro.

Áreas disponibles y necesarias

El estudio alcanza sus pesimistas conclusiones al comparar la demanda que la Humanidad realizó durante los últimos 40 años de la Naturaleza con la capacidad bioproductiva del planeta. Para poder establecer esas estimaciones, los científicos calcularon primero las áreas globalmente disponibles en el mundo para el cultivo de alimentos, para pastizales de uso ganadero, para la obtención de madera, capturas pesqueras, de la superficie terrestre potencialmente utilizable para las infraestructuras esenciales (vivienda, transporte, industria, plantas de energía...) y de la cubierta verde existente para atrapar el dióxido de carbono que calienta la atmósfera. Una vez calculadas las áreas disponibles en el planeta, este equipo estimó las realmente necesarias para hacer frente, de forma sostenible, a la demanda humana en cada una de esas actividades que conforman las grandes columnas de la economía mundial.

Las conclusiones alcanzadas por este equipo reflejan una situación poco preocupante en 1961, ya que entonces la demanda de recursos naturales representaba el 70% de la capacidad regenerativa de la Tierra. A mediados de la década de los 70, la demanda se dispara e iguala por primera vez a la capacidad de recuperación de los ecosistemas. A partir de entonces, el incumplimiento del ansiado desarrollo sostenible es manifiesto, llegándose a 1999 con un balance muy negativo: la explotación de los recursos naturales excede en un 20% a la capacidad regenerativa de la biosfera. El profesor Mathis Wackernagel, director del estudio, precisa que, actualmente, la biosfera necesitaría un año y tres meses para renovar lo que la Humanidad utiliza de ella en sólo uno.

Nuevas tecnologías

Pero este estudio internacional ofrece posibles medidas paliativas para invertir la tendencia negativa experimentada por los ecosistemas terrestres, como la aplicación de nuevas tecnologías para producir energías renovables. Según este grupo de científicos, existen ya tecnologías que podrían reducir notablemente el consumo de energía para transporte y viviendas, manteniendo el mismo nivel de servicio.

Al mismo tiempo, este trabajo muestra algunas de las limitaciones de las políticas medioambientales de los Gobiernos, ya que ninguno realiza estimaciones para averiguar hasta qué punto realizan un uso de los recursos disponibles dentro de los márgenes que limitan la capacidad bioproductiva de sus ecosistemas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones