La temperatura de los edificios públicos se limita a 24 grados durante el verano

Algunas empresas permiten a sus empleados prescindir del traje y la corbata para no subir en exceso el aire acondicionado
Por EROSKI Consumer 7 de julio de 2007

El Consejo de Ministros aprobó ayer una medida para limitar a 24 grados centígrados la temperatura mínima en los edificios de la Administración General del Estado durante todo el verano -desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre-, con el objetivo de contribuir al ahorro energético.

El Ejecutivo «tiene que dar ejemplo y por ello exigimos un uso racional del aire acondicionado en los edificios públicos», dijo la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, tras la rueda de prensa que se celebra al término del Consejo.

Según De la Vega, «una temperatura de 24 grados es suficiente para mantener el bienestar». Agregó que «existe un potencial de ahorro energético que se puede conseguir sin grandes inversiones ni grandes planes, simplemente aplicando el sentido común».

Plan de Acción

En breve se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario sobre cambio climático, en el que se presentará un Plan de Acción 2008-2012 de ahorro y eficiencia energética, que incluye un plan específico para los edificios públicos, del que forma parte el acuerdo aprobado ayer.

El Ejecutivo espera que cuando este plan se ponga en marcha en su totalidad, el ahorro de energía en los edificios del Gobierno se sitúe en torno a un 30% y casi un tercio del mismo se logrará con medidas «que no requieren más inversión que un cambio de actitud», afirmó De la Vega.

En esta línea, varias empresas han adoptado planes para ahorrar energía y, en verano, permiten a sus trabajadores acudir a su puesto con vestimenta más veraniega al objeto de no subir en exceso el aire acondicionado. Acciona es una de ellas. Esta compañía ha liberado a sus empleados de trajes y corbatas durante el verano «siempre que las circunstancias de trabajo no aconsejen lo contrario».