Nacen tres rebecos en libertad en la Montaña Oriental de Cantabria

Han tenido que pasar casi 160 años para que este hecho haya vuelto a producirse en estos parajes
Por mediatrader 25 de agosto de 2003

Tres rebecos han nacido en libertad en la zona del Alto Asón, en la Montaña Oriental de Cantabria, tras casi 160 años sin que este hecho se haya podido producir en estos parajes, según informó la Fundación Naturaleza y Hombre.

Esta organización dijo que «con esta feliz noticia, comienza el ciclo de crecimiento natural de la población de rebecos reintroducidos» en la zona y explicó que éstos son capturados en el Parque Nacional de Picos de Europa, gracias a la colaboración establecida con el organismo rector Parques Nacionales.

Los recién nacidos vivirán en una zona protegida de 10.000 hectáreas. La mitad corresponden al Parque Natural de los Collados del Asón, mientras que la otra mitad ha sido obtenida gracias al establecimiento de acuerdos con los cotos de San Roque, Valdició y Vega de Pas para evitar la caza en sus zonas altas.

El rebeco es un animal característico de zonas de alta montaña, si bien en invierno desciende a zonas boscosas. Su tamaño es similar al del corzo, tiene unos cuernos pequeños, rectos, sin protuberancias y curvados hacia atrás en el extremo, en forma de garfio. Son fundamentalmente diurnos y crepusculares; desconfiados, es frecuente ver huir a los rebaños en línea recta.

La desaparición del rebeco del área del Alto Asón comenzó en el siglo XVIII debido a la devastación de su hábitat, bajo la presión de la tala masiva de árboles (unos 82 millones) destinados a la industria naval, y la posterior humanización de las partes altas de las montañas.

La especie no consiguió adaptarse a los cambios de su entorno, lo que provocó su acantonamiento en el área de Picos de Europa. Los últimos rebecos de los que se tenía testimonio databan de 1845 en Lanchares y San Pedro del Romeral.

La Fundación Naturaleza y Hombre advierte de que los proyectos de industrialización eólica de la Montaña Cantábrico-Burgalesa «amenazan» la viabilidad de la especie y de que el carácter agresivo para el entorno de las obras de instalación de centrales aeroeléctricas puede destruir hasta un 75% de su hábitat y zona de expansión natural.