Se aplaza el desembalse parcial del pantano de Riba-roja para combatir al mejillón cebra

Esta medida había sido acogida con escepticismo entre los municipios aragoneses y catalanes afectados
Por mediatrader 22 de agosto de 2003

El pantano de Riba-roja, que iba a ser vaciado parcialmente en septiembre para combatir la plaga de mejillón cebra que afecta al tramo final del río Ebro, no será objeto de ninguna actuación hasta que no se tengan estudios de impacto ambiental y económico más sólidos, según ha establecido la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El Consorcio de Protección del Delta del Ebro había propuesto el desembalse durante septiembre como posible solución a esta plaga. La viabilidad de la medida, la más fiable para acabar con esta especie invasora, según los expertos, había sido acogida con escepticismo entre los municipios aragoneses y catalanes afectados. Las poblaciones próximas al embalse consideran que son necesarios más estudios para cerciorarse de los efectos del vaciado.

Los ayuntamientos de las localidades afectadas han expresado también su preocupación por las repercusiones económicas y reclaman más información, al tiempo que los partidos políticos, en especial CiU y PP, han presentado posturas opuestas con respecto al desembalse.