Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Una exposición muestra la grave situación por la que atraviesa el águila perdicera

Se estima que sólo quedan en el mundo poco más de mil parejas de esta especie

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 4 agosto de 2006
El Museo Nacional de Ciencias Naturales presentó ayer una exposición realizada por SEO/BirdLife y la Fundación Territori i Paisatge que pretende concienciar sobre la necesidad de proteger al águila perdicera, una especie en peligro de extinción que sobrevuela los cielos de la Península Ibérica. La muestra permanecerá en Madrid durante todo el mes de agosto. Posteriormente, a lo largo de 2007, recorrerá buena parte del territorio español.

Debido a su precaria situación, SEO/BirdLife y Territori i Paisatge han querido dar a conocer la realidad de esta ave que está sufriendo una merma de su población en las últimas décadas. La mortalidad de los adultos es el factor principal que afecta al buen desarrollo de la especie, de la que se estima sólo quedan entre 1.013 y 1.141 parejas en todo el mundo.

"Hieraaetus fasciatus" es una especie característica de los ecosistemas mediterráneos, por ello el 80% de la población total se encuentra en la Península Ibérica, repartida en su mayoría en las comunidades de Andalucía, Cataluña, Valencia y Murcia y con ejemplares más dispersos en zonas de Castilla y León y Cantabria.

Ana Íñigo, miembro de SEO/BirdLife, explica que en los últimos años ha habido "un claro declive en los censos en todo el territorio español", por lo que el águila perdicera ha pasado de ser una especie "vulnerable" a estar en peligro de extinción. Por eso cuenta con un plan europeo para su conservación.

La electrocución y la colisión con los tendidos eléctricos son las principales causas de mortalidad directa de la especie. La mano del hombre, la pérdida del hábitat y el descenso del número de presas, de modo especial el conejo y la codorniz, también están contribuyendo a la desaparición de esta majestuosa ave.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones